,

10 claves imprescindibles para ser más carismático (según la ciencia)

Imagínate que fueras capaz de ejercitar una presencia magnética sobre las personas.

Que, sin proponértelo, captaras la atención en las conversaciones y la concurrencia apreciara tus opiniones. Que las personas disfrutaran de tu compañía y desearan ocurrir más tiempo contigo, compartiendo sueños e ideas.

como ser mas carismatico

Sin confiscación, la sinceridad suele ser sobrado distinta.

Te cuesta hacerte oír, la concurrencia pierde rápido el interés en ti y sientes que pasas desapercibido en la mayoría de situaciones, como si tu presencia ni siquiera importase.

Vivimos en un mundo de extrovertidos. La sociedad retribución las personas directas y sin miedo a charlar, incluso cuando lo que único que dicen son obviedades o sinsentidos. Hoy en día, la capacidad de expresar una idea se valora más que la propia idea en sí.

Gracias a Dios, la ciencia lleva primaveras estudiando qué hace que una persona tenga carisma o no. Y, aunque existe una parte innata, asimismo pueden observarse, practicarse y aprenderse.

En este artículo voy a explicarte la enorme importancia del carisma pegado a 10 claves prácticas que podrás comenzar a aplicar hoy mismo para conseguir una presencia magnética. ¡Vamos allá!

¿Qué aprenderás en este artículo?

¿Es necesario ser extrovertido para ser carismático?

Aunque ayuda, no es en realidad necesario.

Como explica Susan Cain en su maravilloso compendio El poder de los introvertidos, a diferencia de la civilización uruguayo, donde se valora la discreción, nosotros vivimos en una sociedad donde se premia la expansión por encima de todo.

Aquí, el tamaño de tu círculo social y astucia para relacionarte pueden tener un gran impacto en muchos aspectos de tu vida (como verás en el apartado futuro). Así que la primera respuesta sería que ser más extrovertido solo puede ayudarte.

Pero si eres introvertido, la buena anuncio es que puedes ser más carismático cuando te lo propongas. Aunque te agoten los eventos sociales y odies las típicas conversaciones de elevador, los introvertidos asimismo podemos desplegar conductas muy carismáticas cuando la situación lo requiere, como en una reunión amigos o en una presentación en notorio.

De hecho, hay grandes personajes históricos introvertidos. Steve Jobs, Obama o Bill Gates, por citar algunos de los más recientes. Pero eso no les privó de comportarse como auténticos líderes cuando fue necesario.

¿Cuáles son los beneficios de ser carismático?

La capacidad para relacionarse y conectar con las personas ha demostrado innumerables ventajas en multitud de estudios científicos. Seguramente, nada sea capaz de aportar más alegría a nuestra vida.

En uno de los mayores estudios sociales de la historia, se comprobó que nuestra delicia y salubridad están directamente relacionadas con la calidad de nuestras relaciones, muy por encima de nuestros éxitos profesionales o poder financiero.

Siendo más concreto, a continuación te cito tres de los beneficios más estudiados:

1. Tu carrera profesional mejorará (y tu sueldo asimismo)

En un estudio longitudinal de 20 años, la expansión y fluidez verbal fueron los factores más determinantes en la progresión profesional de los graduados en una escuela de negocios, mientras que una investigación de Talentsmart cuantificó que los trabajadores con mayores habilidades socioemocionales ganan un promedio de 29.000 dólares más al año.

¡Imagínate lo que ese hacienda extra puede suponer durante una carrera profesional de cuarenta primaveras!

2. Disfrutarás de más amigos

Lógicamente, las personas más carismáticas asimismo tienen círculos sociales más amplios.

Según se cuantificó en un estudio en niños y adolescentes, más del doble. Y, aunque a medida que nos hacemos mayores perdemos amigos, esa diferencia siempre se mantiene presente.

3. Vivirás con más salubridad

En otro metaanálisis, se constató que las relaciones sociales aumentaban la esperanza de vida incluso por encima de hábitos como hacer deporte o dejar de fumar.

Según ese estudio, el índice de mortalidad de las personas más satisfechas con su círculo social era un 50% inferior al resto. ¡Un 50%!

relaciones mortalidad

Ya ves que todo son ventajas. Pero si no te consideras carismático, no desesperes. Varias investigaciones han revelado qué conductas están relacionadas con el carisma, así que a continuación encontrarás diez que puedes comenzar a implementar hoy mismo.

Cómo tener carisma: 10 claves prácticas que puedes usar hoy mismo

1. Contesta rápido y con calma

En un estudio, unos participantes observaron cómo los estudiantes de una clase respondían una serie de preguntas sobre civilización normal. Luego, se les preguntó cuán carismáticos creían que era cada estudiante.

El sentido global nos haría pensar que aquellos que contestaron más preguntas correctas fueron juzgados como más carismáticos e inteligentes, ¿verdad?

Pues no. El carisma no tuvo ninguna relación con la inteligencia de los estudiantes, sino con la velocidad con la que habían respondido cada pregunta, independientemente de si lo hicieron perfectamente o mal. En otras palabras: resulta más carismático contestar rápido y con vehemencia que hacerlo con la respuesta correcta.

¿Injusto? Quizás, pero así se forman las percepciones sociales. Cuando alguno expone su opinión con firmeza, tendemos a aceptar que sabe de lo que acento.

Consejo

Si quieres ser más carismático, no dudes. Contesta rápido y con calma cuando te pregunten o pidan opinión. Siempre lo podrás corregir más tarde.

2. Gesticula (mucho) con tus manos

Las personas carismáticas no se mantienen quietas cuando hablan, sino que apoyan sus mensajes con los gestos de las manos.

En un revelador experimento, el notorio valoró como más competentes y efectivos los ponentes que gesticulaban con las manos mientras hablaban, frente aquellos que las mantenían quietas.

No solo eso, sino que asimismo se ha comprobado que animar tus palabras con las manos provoca que los demás recuerden mejor tus mensajes.

La secreto es utilizar gestos que se correspondan con el significado de las palabras, no movimientos al azar, y evitar aquellos con connotación negativa. Según el experimentado en idioma corporal Allan Pease, existe una forma correcta de guiñar:

Nuestro interlocutor se involucra hasta un 40% más con nuestro mensaje si al mover la mano mantenemos la palma alrededor de en lo alto o alrededor de él, en comparación con la palma alrededor de debajo.

La palma alrededor de en lo alto transmite afabilidad y complicidad. Alrededor de debajo, poder y control. ¿Quieres un ejemplo? Fíjate en el infame saludo Fascista.

Consejo

Acompaña tus mensajes con abundantes gestos con las manos.

3. Usa palabras emocionales

En una serie de investigaciones, las doctoras Kensinger y Corkin descubrieron que existen ciertas palabras más memorables que otras. Gracias a ellas podrás crear mensajes más carismáticos.

Se comercio de las palabras emocionales, aquellas que en ocupación de dejarnos fríos nos evocan sentimientos y sensaciones. La concurrencia más carismática añade pasión a sus mensajes, y suele hacerlo mediante nombres y adjetivos que transmiten emociones.

A continuación encontrarás las 5 palabras más y menos emocionales (traducidas del inglés). Fíjate en que no importa que sean positivas o negativas; lo importante es que hagan narración a alguna emoción intensa.

Consejo

Acostúmbrate a usar más palabras emocionales en tus diálogos. Por ejemplo, en ocupación de “es una película muy buena” podrías asegurar “es un clímax de película”.

4. Interésate por los demás

Si quieres que alguno se interese por ti debes intentar impresionarle, ¿verdad?

Esto es lo que hace casi todo el mundo cuando quiere avisar la atención de alguno. Y, sin confiscación, suele provocar precisamente el sensación contrario.

Resulta que en un estudio realizado en 1994 se comprobó que los memorias que tengamos en un momento determinado afectan nuestro estado emocional en ese momento.

En otras palabras, los demás no se sienten perfectamente cuando les cuentas sus éxitos: se sienten perfectamente cuando te cuentan los suyos. Y si se sienten así en tu presencia, desearán ocurrir más tiempo contigo.

Consejo

Si quieres ser interesante, debes interesarte por los demás, permitiéndoles charlar de aquello que les genera emociones positivas, como sus hobbies, pasiones o éxitos. Este es uno de los principios del carisma.

5. Haz evidente lo que te une a ellos

Seguramente ya sabes que la similitud es un ingrediente fundamental para crear vínculos sociales, pero lo que quizás te sorprenda es que la cantidad de parecidos es más importante que su calidad.

Dicho de otra forma, se ha demostrado que no es sobre qué coincidimos, sino sobre cuánto coincidimos. Cuantas más similitudes tengamos con alguno, más nos atraerá, independientemente de lo que sea.

Cuando las personas carismáticas detectan un posible punto en global con su interlocutor, no lo dejan escapar. No importa que parezca trivial, porque saben que cuanto más semejantes, mejor. Lo ponen en evidencia y dirigen la conversación alrededor de allí.

Consejo

Acostúmbrate a hacer evidente lo que te une con la concurrencia, aunque sea tan simple como como compartir el signo del horóscopo o color protegido. Les atraerás más.

6. Demuestra vulnerabilidad

En junio de 1992, en plena campaña por la presidencia de los Estados Unidos, Bill Clinton presentaba en las encuestas una intención de voto del 33%.

Un mes posteriormente, se había disparado hasta el 77%.

¿Qué hizo Clinton para conseguir tanta popularidad en tan corto espacio de tiempo?

Mostrar sus vulnerabilidades.

Hasta entonces, todos los pretendientes a la Casa Blanca habían asumido que para ser carismáticos debían mostrar una postura confiada y poderosa. Pero Clinton, en un increíble molinete de divisa, hizo todo lo contrario.

Durante varias apariciones en programas de televisión, expuso su vida privada a todos los estadounidenses. Desde su infancia, marcada por la asesinato de su padre días antiguamente de que él naciera, hasta lo que supuso tener un padrastro alcohólico.

Lo que Clinton nos enseñó es que para que los demás conecten contigo, es fundamental que les entregues tu confianza. Y eso solo lo consigues exponiendo tus inseguridades.

Un estudio quiso demostrar esta teoría. En él, los participantes tuvieron que escuchar varias entrevistas de trabajo y valorar el aprecio que sentían por cada uno de los aspirantes. ¿Y sabes qué? Pues que el candidato que cometió un error y se mostró más indefenso fue el mejor valorado.

Consejo

No tengas miedo a revelar tus sueños, temores o preocupaciones. La perfección y el hermetismo son enemigos del carisma.

7. Repite su nombre

Hace tiempo me fijé que la mayoría de concurrencia carismática que conozco suelen repetir con frecuencia el nombre de aquellas personas con las que están hablando.

En aquel momento lo consideré una casualidad, pero el tiempo me ha demostrado que me equivocaba.

Resulta que en una investigación realizada mediante resonancia magnética se comprobó que, cuando escuchamos nuestro propio nombre, se activa el dominio del placer en nuestro cerebro.

Area placer

Quizás esas personas carismáticas lo hicieran inconscientemente, pero estaban provocando a sus interlocutores una sensación agradable que aumentaba su deseo de estar cerca de ellos.

Consejo

Durante tus conversaciones, pronuncia en varias ocasiones el nombre de tu interlocutor sin que resulte forzado. Conseguirás que disfrute más de tu presencia.

8. Usa infracciones morales divertidas

Otra característica habitual de la concurrencia carismática es su sentido del humor. Gracias a Dios, la ciencia asimismo ha identificado qué nos hace más divertidos.

Lo que encontramos hilarante varía según la civilización y cada individuo, pero lo que un popular estudio de 2010 definió como infracciones morales benignas son lo más parecido a un tipo de humor universal.

Estas infracciones son acciones que rompen la norma decente establecida sin conmover a suponer verdaderas consecuencias negativas para nadie, como que a alguno se le derrame el refresco encima de su director o que se le caigan los pantalones delante de su suegra.

Requiere habilidad calibrar dónde está el coto, pero puedes cometer estas infracciones hablando sobre temas poco habituales, como sexo o religión, sin conmover a decretar directamente a nadie.

Para que nadie se sienta agredido, te recomiendo que empieces siendo tú mismo el sujeto de la infracción. Es asegurar, ríete de tu propia religión o vida sexual sin que resulte ofensivo; los demás seguramente harán lo propio.

Consejo

Ríete de ti mismo; eso te dará carta blanca para bromear sobre todo lo demás.

9. Haz cumplidos honestos

Según el engendro psicológico de la reciprocidad, nos sentimos atraídos por aquellas personas a las que sabemos que gustamos. Por eso las personas carismáticas no dudan en mostrar su aprecio por los demás haciéndoles cumplidos

La operatividad de los cumplidos para hacer notar perfectamente a la concurrencia es enorme. Incluso se ha demostrado que tomar un agrado activa la misma dominio del cerebro que al tomar hacienda.

Consejo

Acostúmbrate a hacer cumplidos a los demás con anciano frecuencia. La concurrencia se sentirá mejor a tu flanco si agradeces sus esfuerzos, reconoces sus méritos y les recuerdas sus atributos positivos. En consecuencia, se sentirán más atraídos alrededor de ti.

10. Toca más… y mejor

En un curioso estudio, los investigadores formaron parejas de estudiantes y les pidieron que mantuvieran una conversación entre ellos.

Al final del estudio, les pidieron a los participantes que valorasen el afecto y conexión que habían sentido por su interlocutor.

Pero lo que los participantes no sabían es que su pareja era en sinceridad un actor camuflado cuya encomienda era tocar al participante en la porción de las conversaciones.

Los resultados fueron concluyentes: aquellos actores que habían tocado al participante durante el transcurso de la conversación fueron valorados como más sociables y cercanos.

Tocar carisma

El contacto es un multiplicador de la conexión emocional. De forma inconsciente, lo asociamos con aquellas personas con las que tenemos anciano vínculo, como nuestra comunidad o amigos más íntimos. Por eso, cuando tocas a alguno le predispones a conectar contigo.

¡Pero cuidado! Tocar asimismo puede difundir rechazo si lo haces de forma inapropiada. El tipo de contacto capaz de aumentar tu carisma tiene las siguientes características:

  • Se produce en la zona que va desde la parte superior del remo hasta el hombro. Resérvate las zonas por encima del hombro para la concurrencia de anciano confianza.
  • Es ocasional. Los actores tocaron tres veces al participante durante la conversación; si lo hubieran hecho constantemente seguramente hubieran terminado por agobiar.
  • Debe parecer fortuito o de lo contrario no entenderán por qué les estás intentando tocar intencionadamente.

Consejo

Acostúmbrate a tocar a las personas cuando te relaciones con ellas. Si lo haces de forma natural y discreta, generarás anciano conexión.

Conclusión

Quieras o no, el carisma es fundamental en la sociedad flagrante. Tu capacidad para conectar con la concurrencia y hacerla notar perfectamente a tu flanco te permitirá disfrutar de mejores relaciones sociales, profesionales y sentimentales. Y eso se traduce en anciano salubridad y satisfacción personal.

La buena anuncio es que no es necesario ser extrovertido o la persona más sociable del mundo para ser carismático. Es posible abastecer conductas carismáticas cuando la situación lo requiere, y la ciencia de la psicología social nos ha estado revelando muchas de ellas en los últimos primaveras.

Aunque existen otras, en este artículo he querido mostrarte diez de las conductas que puedes comenzar a aplicar hoy mismo para transmitir una imagen más carismática. No son fórmulas mágicas, pero con la habilidad te aseguro que terminarás viendo (y viviendo) los resultados por ti mismo.

¡A por ello!

·····

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de debajo. Con ese simple aspecto me estarás ayudando a conmover a más personas. ¡Gracias de antemano!

!function(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, document,’script’,
‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘187823229325195’);
fbq(‘track’, ‘PageView’); — Pau Forner Navarro to habilidadsocial.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *