,

3 errores que cometes cuando usas mancuernas

Errores con las mancuernas

Las mancuernas son unas de las piezas más utilizadas en comparación con los diferentes equipos de examen y por buenas razones. Son lo suficientemente asequibles como para tener un pabellón en casa, es manejable de manejar y pueden ser utilizados para acorazar todos los músculos del cuerpo.

Errores que cometes cuando usas mancuernas

La próxima vez que tomes un par de mancuernas tráfico de evitar los siguientes errores:

1. Usar el mismo par de mancuernas para todos los ejercicios

¿Por qué es malo?: No todos los músculos tienen la misma fuerza. Soliviantar pesos demasiados ligeros no es eficaz para acorazar el cuerpo, pero lo que es mucho peor es empuñar un peso que sea demasiado pesado y que te ponga en peligro de sufrir una distensión muscular o un desgarro.

La posibilidad: Utilizar diferentes pesos para ejercitar los músculos con eficiencia. Ten una serie de mancuernas en la mano con diferentes pesos y dependiendo de la dificultad del examen y la fuerza de tus músculos, puedas cambiar el peso. Tú sabrás que el peso de la mancuerna es el correcto cuando los músculos se fatiguen posteriormente de ocho a doce repeticiones. Sigue esta regla cuando levantes peso y conseguirás resultados más rápidos.

2. Trabajas con los músculos tensos

¿Por qué es malo?: El entrenamiento de fuerza se tráfico acerca de trabajar los músculos, pero es importante relajar tu cuerpo con el fin de enfocarte por completo en los detalles del examen en cuestión. Esto te asegurará ejercitarte con una forma correcta, lo que evitará lesiones.

La posibilidad: Evita tensar los músculos a los cuales el examen no se dirige específicamente. Por ejemplo, cuando haces extensiones de tríceps, no tenses los hombros, simplemente agarra firmemente la mancuerna con la mano o aprieta los glúteos

3. Utilizar el impulso para mover la mancuerna

¿Por qué es malo?: Cuando sigues el ritmo de tu música favorita para entrenar, es manejable entrar en el engranaje de permitir que el impulso a través del movimiento de tu cuerpo ayude a mover el peso de la mancuerna en vez de controlar el movimiento. Subir o descender demasiado rápido significa que no estás usando el rango completo de movimiento de los músculos, lo que significa que estás perdiendo el tiempo.

La posibilidad: Reduzca la velocidad de las repeticiones. Pruebe incluso variar la velocidad (un ejemplo es el de empuñar el peso contando hasta cuatro y descender el peso contando hasta ocho). Permanecer en completo control de la mancuerna y prestando atención a su forma te asegurará de que estás obteniendo el mayor provecho de cada movimiento.

— Oliver Araujo to www.estilodevidasano.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *