EL GRAN OLVIDADO (PARTE I)

En el mundo del health siempre ha existido el debate sobre qué es más importante, si el entrenamiento o la nutrición para obtener resultados. Y ante esta cuestión, siempre hay personas que le otorgan porcentajes absurdos a un parámetro u otro. Lo primero de todo sería aclarar que, ambos factores, son igual de importantes y funcionan de forma sinérgica.

Pero otro aspecto que mucha gente olvida y es el tema a tratar en el artículo de hoy es el descanso. Es el gran olvidado, pero se trata del tercer pilar que se encuentra junto a la nutrición y al entrenamiento de cara a la consecución de los objetivos.

¿Por qué es importante?

A día de hoy, el ser humano necesita descansar. Realmente no se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo ni por qué necesitamos dormir, pero es imperativo. Se suele decir que necesitamos dormir unas 7-Eight al día para recuperarnos, cargar energías, afianzar los conocimientos que hayamos adquirido (tanto a nivel físico como cerebral), por lo que podemos hacernos una thought de lo importante que es y lo poco que se suelen tener en cuenta en normal.

Efectos secundarios

Ahora bien, la falta de sueño es uno de los principales problemas de la sociedad moderna debido al estilo de vida y las largas jornadas de trabajo día tras día. La lista de efectos secundarios de la falta de sueño es extensa. El mismo Centro de Management de Enfermedades (CDC) anunció en 2014 que la falta de sueño period una epidemia y un problema de salud pública, con lo que no estamos hablando de tonterías.

La falta de sueño provoca, entre otras afecciones:

  • Aumenta la mortalidad
  • Aumenta las enfermedades cardiovasculares y crónicas como hipertensión, diabetes, depresión, obesidad y cáncer.
  • Scale back la calidad de vida ya que aumenta la irritabilidad, scale back la concentración, la memoria y la paciencia.
  • Aumenta el tiempo de reacción y scale back la sensación de alerta, con lo que aumentan dramáticamente los accidentes laborales, errores médicos o accidentes de tráfico.
  • Scale back la actividad del sistema inmune, con lo que nos hace más propensos a sufrir alguna enfermedad.
  • A nivel deportivo, el rendimiento se verá comprometido.
  • En personas con obesidad scale back los niveles de leptina y aumentara los niveles de grelina, por lo que se crea resistencia a la insulina que deriva en un incremento del apetito y de la sensación de hambre. Además, esto provocará una menor tasa metabólica, que se asocia a una mayor dificultad de perder grasa, una disminución de los niveles de testosterona y un aumento del estrés y del cortisol de forma crónica.

¿Cuánto tiempo de descanso?

Existe una línea de investigación interesante que plantea que el tiempo absoluto en el que estás durmiendo no es tan importante como que lo hagas en el momento adecuado, siguiendo tus ritmos circadianos. Siguiendo la información obtenida por la Fundación Nacional del Descanso, las horas de sueño requeridas en función de la edad serían las siguientes:

  • Recién nacidos (0-Three meses): 14-17 horas
  • Infantes (4-11 meses): 12-15 horas
  • Niño pequeño (1-2 años): 11-14 horas
  • Pre-escolares (3-Four años): 10-13 horas
  • Niños en edad escolar (5-12 años): 9-11 horas
  • Adolescentes (13-17 años): 8-10 horas
  • Adultos (18-64 años): 7-9 horas
  • Ancianos (65+): 7-Eight horas

Lógicamente, esto está sujeto a gran variabilidad dependiendo del individuo y habrá personas que puedan necesitar más o menos cantidad dependiendo de muchos factores. La calidad del sueño y el momento en el que se obtenga probablemente tendrá más importancia que las horas totales. Se sabe que la primera fase del sueño suele ser la más reparadora, por la que es común levantarse después de dormir pocas horas y sentirse descansado, mientras que a veces dormimos más tiempo y nos levantamos cansados.

 

Esto solo ha sido una primera parte, en las próximas semanas os subiré la segunda parte de este artículo. Para más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros AQUÍ.

CONTACTA CON NOSOTROS

— optimiza to www.fitness-coach.es

combinando la psicología y la meditación

La psicoterapia no surge en el vacío, sino que se apoya en una serie de concepts y prácticas que hunden sus raíces en la Historia. Sin embargo, al haber surgido en las sociedades occidentales, no siempre ha estado en contracto directo con las concepts y las prácticas provenientes de otras culturas.

Es por ello que en las últimas décadas, a medida que la globalización ha ido intensificándose, la psicología ha ido incorporando otras miradas y otros procedimientos para intervenir en la gestión de los estados mentales, como por ejemplo la meditación. Sobre este tema hablaremos en las siguientes líneas, en las que entrevistamos a la psicóloga Sandra García Sánchez-Beato, interesada desde hace mucho tiempo en estas prácticas milenarias.

Sandra García Sánchez-Beato: psicología y meditación trabajando al unísono

Sandra García Sánchez-Beato es psicóloga de orientación humanista integrativa, y lleva muchos años atendiendo a personas tanto de manera presencial en su consulta de Madrid como a través de sesiones on-line. En esta entrevista nos habla acerca de cómo prácticas ligadas a la meditación y el pensamiento creativo refuerzan el proceso terapéutico.

¿Cómo se combina la terapia psicológica, por un lado, y la práctica milenaria de la meditación, por otra? ¿De qué manera se encuentran esas dos prácticas?

La meditación es un vehículo que han utilizado los yoguis y grandes maestros realizados para profundizar en el conocimiento de la mente. Son grandes psicólogos, estudiosos de la conciencia.

La reflexión, el análisis, la investigación también forman parte de la vía de la meditación. Buda nos decía “No creas en algo simplemente porque lo has escuchado… Más bien, después de la observación y el análisis, cuando te encuentres con algo que está de acuerdo con la razón y conduce al bien y al beneficio de todos y cada uno, entonces acéptalo y vive conforme a ello”.

La psicología occidental es una corriente muy nueva, si la comparamos con la tradición de la meditación. Se construye desde nuestra mirada sobre cómo observamos y analizamos el mundo. La integración de ambos es una manera de aunar caminos y ofrecer un lenguaje adaptado a nuestro mundo precise. Hoy, afortunadamente a través de la exploración científica se está demostrando como la práctica de Mindfulness genera cambios en el cerebro al engrosar el lóbulo prefrontal, nuestra área más evolucionada como especie.

En la meditación tenemos la percepción directa de la mente que se observa a sí misma. Fomentamos la metacognición y la autoconciencia. Se integran valores como la empatía y el altruismo y favorece una mejor gestión de las emociones. Esto nos ayuda a desidentificarnos de nuestros condicionamientos, a observar desde un espacio más amable nuestras neurosis y nos aporta la experiencia de reposar en nuestra propia naturaleza. Algo que no se consigue desde lo conceptual, porque la esencia de la mente es, precisamente, no conceptual.

La psicología recorre un camino complementario. Nos ayuda a construir un Yo fuerte, centrado y a suavizar cargas emocionales. Con la meditación soltamos el aferramiento al Yo y descubrimos nuestra verdadera esencia. Puede parecer un camino contradictorio, pero no podemos soltar el aferramiento al Yo, si no tenemos un Yo bien anclado e integrado. Si no se hace de esta manera, puede dar lugar a problemas emocionales serios. En la psicología trabajamos desde la dualidad.

La experiencia de la meditación nos conduce a la unidad. A un espacio donde las barreras de lo tuyo y lo mío se desvanecen. No desde un aspecto psicótico, sino desde un espacio no conceptual y libre de sufrimiento. Nos fomenta los valores de la compasión y el altruismo porque nos aleja del egocentrismo. En la medida que psicológicamente estamos más estables e integrados, podremos dar ese paso.

¿Ante qué tipo de problemas te parece especialmente útil la meditación?

Cuando existe una identificación emocional limitante que supedita nuestra vida, o condicionamientos que nos atrapan en conductas dañinas una y otra vez, la meditación nos ayuda a darnos cuenta de las cualidades inherentes de nuestra mente, como su espaciosidad, luminosidad y bondad.

Esto tan sencillo nos permite percibir que no hay nada fijo ni sólido en ella. Podemos observar como los pensamientos, emociones, sentimientos, concepts… son manifestaciones de la mente que surgen y se disuelven en ella, como las olas se funden en el océano.

Esta experiencia nos ayuda a confiar en poder transformar nuestro sufrimiento en oportunidad de crecimiento y liberarnos de él, porque no forma parte de nuestra naturaleza primordial. Personas con baja autoestima, inseguridad, ansiedad, obsesiones… se sienten mejor y se sorprenden cuando conectan, aunque sea por un instante, con esa experiencia directa: la bondad inherente y la calma de ese espacio interno. Descubren su potencial fortaleciendo su autoconfianza. Dirigen la mirada hacia dentro y empiezan a responsabilizarse de sus vidas.

El manejo de las emociones conflictivas también cambia en la medida en que nos entrenamos en la práctica meditativa: gestión de la ira, los impulsos, autolesiones, dependencias emocionales, celos, conductas disruptivas, déficit de atención, pensamientos limitantes, obsesivos, miedos, and so on. Al darnos cuenta de su insustancialidad nos hacemos menos reactivos y les damos menos poder. Nos enganchamos menos y nos habituamos a atravesarlas, soltarlas y transformarlas.

¿Cómo se va produciendo el proceso de mejoría a través de la meditación? ¿De qué manera lo van notando las personas que acuden a ti?

Los pacientes van observando que son menos reactivos a las circunstancias externas, aumentando su capacidad de reflexión y aceptación. Están más ajustados con su realidad, sin dramatizar las situaciones, ni devaluar, ni idealizar. Esto favorece su capacidad de centrarse en el presente, disfrutar de lo que tienen, y no ocupar tanto tiempo en proyectar acontecimientos negativos ni engancharse en un pasado doloroso.

La práctica del observador desidentificado de la meditación se integra en su continuo psychological, aportando un espacio de conciencia protector ante las emociones conflictivas. Al no identificarse tanto con ellas, están menos condicionados.

Otro de los beneficios es que al estar más centrados e integrados se permiten ser más ecuánimes y estables en situaciones adversas. Aprenden a quererse, cuidarse y hacerse responsables de sus vidas tomando conciencia de las causas y condiciones de sus acciones.

El observar la mente, investigar lo que ocurre dentro de ella, les aporta sensación de management sobre ellos mismos y les ofrece la oportunidad del cambio. Flexibilizan su mente y se muestran más compasivos con los demás porque el ego se va disolviendo reposando más en su naturaleza primordial. Esto se entrena especialmente en meditaciones con visualizaciones, donde se conecta con esta energía sutil de la mente.

Presenté un caso clínico en el primer Congreso de Psicoterapias Humanistas en Barcelona, con el que trabajé desde el método de psicomeditación, término que acuñé hace años para definir esa integración de meditación y psicoterapia. Se trataba de una paciente que empezó a practicar la meditación, en un grupo semanal, y la práctica la introducíamos en las sesiones.

Hoy en día ha integrado la meditación en su día a día y los cambios son muy significativos. Es muy consciente del beneficio que ha aportado dentro de su proceso terapéutico, en aspectos como su estabilidad emocional, autonomía, su capacidad de afrontamiento ante las dificultades (por ejemplo la de esta pandemia), la disminución de su reactividad y la confianza en su naturaleza como un espacio sin daño emocional.

Como profesional, ¿cuáles crees que son las ventajas de adoptar una perspectiva integrativa a la hora de ofrecer servicios de asistencia psicológica?

Los seres humanos somos complejos y tenemos múltiples facetas. Nos relacionamos desde lo cognitivo influenciados por nuestros pensamientos; hablamos y nos comunicamos con nuestra palabra y nuestro cuerpo, que da lugar a un comportamiento conductual determinado.

Poseemos un variado y complejo mundo emocional, que condiciona las relaciones con nosotros, con los demás y con los sistemas en los que vivimos. Gozamos de un mundo interno y espiritual que algunos dejan de lado, pero forma parte inherente de nuestra naturaleza humana.

Me parece incoherente abordar un proceso terapéutico desde parcelas reducidas, cuando nos vivimos desde un todo. Nuestro cuerpo, palabra y mente forman una unidad indisoluble. Todas nuestras áreas han de estar integradas y coordinadas, es un trabajo en equipo que podemos abordar desde la terapia, la meditación y el trabajo corporal. Para conseguir un cerebro pleno, y una personalidad integrada, debemos trabajar de manera holística.

Tu formación en Bellas Artes también es una de las influencias de las que partes en tu trabajo como psicóloga. ¿De qué manera utilizas el dibujo en este ámbito?

Me encanta el arte y todas sus manifestaciones, por eso estudié Bellas Artes como primera opción. El arte y la psicología están muy vinculados. Ahora lo incorporo en mis sesiones porque está relacionado con esa expresión única y creativa que surge de un espacio más intuitivo y menos racional. Los dibujos me aportan mucha información porque no pasan por la razón. Suelo utilizarlos después de dinámicas de psicomeditación, donde se llega a espacios de conciencia más sutiles y profundos obteniendo resultados muy interesantes.

A través de un proceso secuencial de dibujos se puede seguir la pista de cómo el inconsciente, que pude albergar hechos traumáticos, va desvelando esas experiencias de una forma transformadora y sanadora. A veces hay secuencias muy reveladoras sobre facetas negadas o reprimidas de uno mismo. Funciona muy bien en todas las edades, tanto con adultos como con niños y adolescentes.

Con los pacientes con rasgos rígidos u obsesivos, me gusta utilizarlo (a ellos no tanto), porque descubren facetas o núcleos de conflicto que de otra manera no se permitirían. De pronto ven reflejado algo inesperado y comentan “no quería dibujar eso…”, “no sé porque ha salido esta imagen…” y eso les sorprende porque les ayuda a tomar conciencia de lo negado. Se abre una puerta más sutil al inconsciente que al expresarse con una imagen, no deja tanto margen para poder escapar con la palabra o la lógica.

— Bertrand Regader to psicologiaymente.com

Proceso de crecimiento personal – Psicología en Positivo

Hoy va a ser un día de contarnos secretos. En este caso, secretos de consulta.

No, no voy a revelar secretos personales de nadie 🙂 Pero creo que hay una parte de las profesiones de ayuda de la que se habla menos, aunque en mi weblog y podcast es un tema en el que he profundizado mucho.

Ser un profesional de una profesión de ayuda (psicología, medicina, terapias, teaching and so on.) implica una necesaria mayor conexión consigo mismo, imprescindible para ayudar a los demás.

Ya llegó la hora de dejar atrás un modelo biomédico a la hora de trabajar ayudando a personas y de entrar en una psicología holística, donde se contemplen terapias personalizadas para cada persona, la unión e interacción de cuerpo y mente, donde trabajemos cambiando aquellos programas inconscientes que ya no nos sirven, y donde prácticas como la meditación, el yoga o el contacto con la naturaleza sean vitales.

Se qué una parte importante de personas que me leeis por aquí trabajais cara a los demás, u os gustaría hacerlo. Este es un pequeño secreto pues: ayudando a los demás, aún nos ayudamos más a nosotros mismos.


Ayudando a los demás, me ayudo. Me ayudo a mi mismo ayudando a quien tengo delante


En nuestro mayor crecimiento private, hay factores que la evidencia precise nos cube que son muy firmes y que ya verás que implcia precsamente en conectar más y mejor con los otros.

Tu proceso de crecimiento private = el proceso de crecimiento private de los otros

Vamos a ver esos factores que la investigación y mi práctica de 17 años como psicólogo dicen que son cruciales a la hora de optimizar nuestro proceso de crecimeinto private:

Crea desde dentro tu felicidad, y proyéctala a los demás

Creo que nadie puede dudar ya de que los pensamientos que tenemos influyen en las cosas que nos acaban pasando. En que nuestro pensamientos influyen en nuestra realidad externa, crean nuestro mundo.

El issue numero 1 del bienestar psicológico la psicología positiva nos indica que son nuestras relaciones sociales. Pero para que estas relaciones sociales sean buenas… la relación con uno mismo ha de ser buena.

Llévate free of charge esta guidelines para que sepas como multiplicar tu crecimiento private.

¿Cumples los 10 puntos clave para encontrar tu máximo bienestar?

Y si la relación conmigo mismo quiero que sea buena, mi clima psychological ha de ser bueno. El poder trabajar con mis pensamientos. El conocerlos. Y el saber gestionarlos adecuadamente.

ayudar a los demas

Uno y uno a veces suma mucho más que dos

Tu significado de vida – el significado de vida de los otros

¿Qué da sentido a tu vida? ¿Cuál es tu propósito?

Estas dos de las grandes preguntas que podemos hacernos. De hecho, seguramente sean las dos grandes preguntas.

Tengo una cosa muy clara: ayudando a los otros estamos en conexión con nuestro significado de vida private.

Cuando las personas responden a esta pregunta suelen responder que su familia, sus hijos, su ONG, su mascota… Es decir, los otros significativos. Sus proyectos relacionados con los demás, no simplemente en una relación egoista con uno mismo.

Las personas que trabajan con otras personas son más felices

En términos generales que las que trabajan con máquinas o sistemas. Encontramos felicidad en el contacto, en el conversar cara a cara, en abrazarnos, en solucionar problemas juntos… ¿Puede ser plenamente feliz quien trabaja con máquinas o con sistemas? Sí, claro, sólo que tendrá que compensarlo con otras relaciones 😉

El ayudar da energía a tu vida de forma world

La gratitud es la firma emocional de recibir. Y la gratitud se expresa cuando recibimos y nos sentimos llenos así.
Cuando nos agradecen nuestra ayuda experimentamos un pico de bienestar, cuando este agradecimiento implica una mirada, un regalo, un abrazo o simplemente una palabra amable.

energia social

La energia de un grupo de personas es mayor que la suma de las individuales. Y más divertida 😉

Llamémosle karma, o probabilidades: haciendo cosas buenas, recibimos cosas buenas.

¿Qué pasa si no nos dan, si nos sentimos heridos? Aprender de la experiencia sin el recuerdo emocional es sabiduría. Ayudando a los demás aprendemos de las personas; ayudando a los demás aprendemos de nosotros mismos.

Sigue adelante

Estos principios están recogidos y ampliados en mi libro Tu vida en positivo, donde te enseño las bases y el método práctico para cambiar tu vida desde dentro. Pega un vistazo, resérvalo y empiaza a cambiar profundamente con optimismo, seguridad y mirando hacia adelante.

Así que queridos amigos muchas veces me planteo si en realidad aunque estoy haciendo, más que un trabajo – que en ocasiones no es fácil, por otro lado – un proceso de autodescubrimiento private. Las personas que ayudamos recibimos aún más que damos. Pero ese será nuestro secreto 😉

Antoni – @antonimartinezpsicologo

https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js — Antoni Martinez to www.antonimartinezpsicologo.com

Cómo trabajar la tolerancia a la frustración en niños – Lorena Cos

Empezaremos diciendo que la frustración es una respuesta emocional, relacionada con la ira y la decepción, que surge de la imposibilidad de cumplir una necesidad o un deseo.

Tolerar la frustración significa ser capaz de afrontar los problemas que nos vamos encontrando a lo largo de la vida, a pesar de las molestias que puedan causarnos. Por lo tanto, se trata de una actitud y puede trabajarse y desarrollarse para que podamos aprender a gestionarla.

En la vida hay situaciones donde no conseguimos nuestros objetivos, la clave está en cómo lo gestionamos y en cómo reaccionamos ante ella. No podemos evitarla pero tolerarla nos permite enfrentar la vida de una manera más sana.

Sin darnos cuenta desde que nacemos estamos expuestos a un montón de situaciones que no nos gustan y que forma parte de la vida enfrentarse a ello. Desde pequeños aprendemos mientras observamos a los adultos y es por ello que me gustaría empezar destacando el valor por excelencia en la educación, el EJEMPLO.

Muchas veces pretendemos que los más pequeños acepten que las cosas no son como quieren y que además lo hagan con una actitud correcta. Pasamos por alto que muchas ocasiones los adultos somos los primeros que no gestionamos la frustración como corresponde mientras los ojos atónitos de los niños lo observan todo con detalle.

Los niños no saben esperar porque no tienen desarrollado el concepto del tiempo ni la capacidad de pensar en los deseos y necesidades de los demás .

Es basic que durante el desarrollo y crecimiento integral de los niños, puedan aprender a controlarla para que cuando sean adolescentes ya dispongan de las herramientas necesarias.

Los padres, educadores, entrenadores o cualquier profesional que trabaja con niños somos responsables de enseñarles a que hagan frente a aquellas situaciones en las que no consiguen lo que quieren. Pecamos muchas veces de no tener paciencia, de quererlo todo ya. Los adultos debemos de transmitir esos tiempos, esos espacios para trabajar el esfuerzo, aprender a calmar las emociones y a encontrarles su sitio.

Aceptar estas situaciones en las que no me salgo con la mía, requiere de aprendizaje y de tiempo e implicación por parte de los niños y de los adultos:

APRENDIZAJE: Cualquier situación es un excelente escenario para que aprendan a cómo responder cuando vuelva a suceder.

QUE LO RESUELVAN SOLOS: Que piensen, que lo intenten y se equivoquen si es necesario. Darle todo hecho no acorta el proceso, al contrario, lo alarga y no genera aprendizaje puesto que solamente hemos puesto un parche.

EJEMPLO: Ante situaciones que puedan provocar frustración, debemos mantener la calma, una actitud de esfuerzo por superar las dificultades y un espacio para poder encontrar soluciones.

IGNORAR LA RABIETA: Cuando sienten frustración suelen responder con rabia y enojo. Si cedemos, les enseñamos que es el camino fácil de conseguir lo que quieren.

CONSTANCIA Y ESFUERZO: Han de aprender que para conseguir ciertas cosas es necesario esforzarse y ser perseverante. Aprenderán que son herramientas para encontrar soluciones.

DAR TIEMPO: Trabajar la paciencia es basic ya que las grandes cosas siempre requieren tiempo.

AYUDARLES A RAZONAR: Que entienda lo que ha pasado. Si lo entiende se sentirá tranquilo y ganara confianza porque sabrá lo que tiene que hacer la próxima vez.

BUSCAR QUE REFLEXIONEN: ¿Cómo podemos hacerlo? ¿Qué otras opciones tenemos? ¿Qué podemos hacer diferente?

EL amazón prime es un ejemplo de «no paciencia», adultos que compramos para tener los paquetes al día siguiente, y si es envío en el día mejor que mejor porque no puedo aguantar más tiempo. Ahí no hay paciencia, todo lo contrario.

Paciencia, la habilidad de mantener una buena actitud mientras esperamos lo que buscamos. Pronto os escribiré sobre esto en un nuevo submit.

Espero que os sea útil.

Nos vemos pronto.

Gracias.

— Lorena to lorenacos.es

Trastorno esquizoide de la personalidad, más allá de la indiferencia social

El trastorno esquizoide se incluye en el Grupo A (excéntricos o raros) de los trastornos de la personalidad, y es un estado poco común en el que las personas evaden la interacción private y las actividades sociales.

Quienes sufren esta patología suelen mostrarse como personas extrañas o peculiares, y suelen ser distantes e indiferentes ante las relaciones sociales, ocasionalmente expresan emociones fuertes y se identifican por preferir actividades solitarias.

En este submit hablamos de:

Cómo identificar el trastorno esquizoide de la personalidad

Las personas que sufren un trastorno de personalidad manifiestan patrones de pensamientos y comportamientos de larga duración y la severidad de sus síntomas puede ocasionar angustia e interferir en diferentes planos vitales.

Los individuos con trastorno esquizoide de la personalidad suelen tener dificultades para formar relaciones sanas, siendo el patrón de sus pocas relaciones de estilo dependiente ya que requieren de una sensación de seguridad y estabilidad emocional.

Sin embargo cuando el espacio es invadido se encuentran ahogados y se sienten en la necesidad de ser liberados e independientes.

Las personas con personalidad esquizoide son mucho más felices cuando se encuentran en relaciones donde el compañero o compañera tiene pocas exigencias emocionales o íntimas.

Esto comparte varios aspectos con la depresión, el trastorno  de la personalidad por evitación y el síndrome de Asperger, y a menudo resulta difícil distinguirlos entre sí.

Pese a compartir ciertos rasgos con el síndrome de Asperger, el trastorno esquizoide de la personalidad no presenta ningún impedimento en la comunicación no verbal ni afecta la capacidad de comunicarse o expresarse efectivamente con otros, y no se considera por tanto relacionado con ningún tipo de autismo.

Como la mayoría de trastornos de la personalidad, el trastorno esquizoide se manifiesta inicialmente al principio de la edad adulta, y aunque los sistemas diagnósticos comúnmente utilizados (CIE y DSM) no coinciden plenamente, suele presentar la mayor parte de las siguientes características:

  • Prefieren casi siempre de actividades solitarias.
  • No desean ni disfrutan de las relaciones personales, incluso el formar parte de una familia.
  • No tienen interés en tener experiencias sexuales con otra persona.
  • No tienen personas de confianza ni amigos.
  • Son indiferentes a los halagos o a las críticas de las personas.
  • Reflejan distanciamiento, frialdad emocional o postración de la afectividad.
  • Pobre expresión de las emociones, ya sean positivas o negativas.
  • Sentimiento de vacío.
  • Poco conocimiento de las reglas sociales.
  • Sufren de ansiedad si se ven obligados a relacionarse socialmente.
  • Pueden tener una falta de sentido y unión con la realidad debido al aislamiento que padecen.

El trastorno esquizoide de la personalidad no se debe diagnosticar si los patrones comentados de comportamiento surgen únicamente en el transcurso de una esquizofrenia, un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos o un trastorno generalizado del desarrollo, o cuando puede ser debido a los efectos fisiológicos de una enfermedad neurológica.

Causas del trastorno de la personalidad esquizoide

Se sabe poco de las causas que conducen a desarrollar un trastorno esquizoide de la personalidad. No es posible aseverar que el TEP sea heredado genéticamente, pero sin embargo, sí que existen algunos aspectos biológicos que  han podido influenciar en su aparición, tal como ocurre en la mayoría de trastornos de la personalidad.

En cuanto al aspecto ambiental es conocido que la falta de estímulos en el cuidado durante la infancia origina una ausencia de aprendizaje emocional y de madurez, necesarios para formar relaciones interpersonales y establecer vínculos de afecto durante la edad adulta.

Una comunicación escasa o fría en el seno acquainted durante la primera infancia provoca que ciertos patrones de comunicación no se desarrollen adecuadamente, dificultando posteriormente la creación de vínculos afectivos y alimentando el aislamiento y la actitud de indiferencia hacia las demás personas.

En 2012, Theodore Millon sugirió cierto vínculo entre el trastorno esquizoide de la personalidad y el bajo peso al nacer, que unido al parto prematuro y a la desnutrición prenatal, parecen ser factores de riesgo para el diagnóstico futuro del trastorno esquizoide de la personalidad.

Subtipos de trastorno esquizoide de la personalidad

Aunque no forman parte de las clasificaciones diagnósticas habituales, el teórico de la personalidad Theodore Millon, describe hasta cuatro subtipos de trastorno esquizoide:

  1. Esquizoide lánguido (incluye rasgos depresivos). Se caracteriza por la experiencia de una angustia profunda y la falta de capacidad para expresarla adecuadamente, además de incapacidad de buscar placeres simples o actuar espontáneamente, letargo, agotamiento, cansancio y apatía.
  2. Esquizoide remoto (incluye rasgos esquizotípicos y evitativos). Suelen identificarse como inaccesibles, desconectados y distantes. Se muestran aislados, solitarios y sin un objevito very important aparente. En este subtipo suelen encontrarse muchas de las personas sin hogar.
  3. Esquizoide despersonalizado (incluye rasgos esquizotípicos). Este grupo de personas se vive a si misma como distantes y desconectados de sí mismos y de su entorno social inmediato. Parecen vivir «en otro mundo».
  4. Esquizoide afectivo (incluye rasgos compulsivos). Se muestran insensibles, fríos, carentes de pasión y de ilusiones, indiferentes y nada afectuosos. Exhibe una conducta rígida (rasgo obsesivo-compulsivo) unida a la frialdad emocional del esquizoide.

Tratamiento del trastorno esquizoide de la personalidad

Rara vez un sujeto con este trastorno acudirá a pedir ayuda terapéutica por iniciativa propia, lo que dificulta enormemente un posible tratamiento. En los casos en que esto ocurre el tratamiento supone un reto excepcional debido a la dificultad básica de formar relaciones por parte del paciente, que dificulta a su vez una relación funcional con el terapeuta.

La intervención psicotrapéutica se centra en mejorar las habilidades de afrontamiento, así como mejorar la comunicación, la interacción social y la autoestima.

De forma routine el tratamiento combinará la psicoterapia con la administración de fármacos, por lo normal antipsicóticos, aunque vienen presentando una eficacia poco consistente.

En los casos muy comunes en que el trastorno presenta comorbilidad con la depresión o la ansiedad  será necesario abordar estos problemas de manera conjunta.

El pronóstico del trastorno esquizoide de la personalidad depende de diferentes factores, como la disponibilidad de la ayuda, el apoyo acquainted y social, la gravedad de los síntomas, la comorbilidad con otros trastornos de tipo neurótico o la propia motivación del paciente.

En los casos más graves, el paciente podrá tener dificultad para trabajar, relacionarse mínimamente y llegar a ser una persona independiente.

Sin embargo, de manera routine las personas que sufren de trastorno esquizoide de la personalidad pueden llegar a tener vidas gratificantes, disfrutando de actividades de distracción y de relaciones sociales adecuadas a su personalidad.

Y aunque se les hace difícil aprender las pautas sociales de manera rápida, pueden llegar a asimilar habilidades sociales específicas con cierto entrenamiento.

La personalidad esquizoide en el cine y la literatura

La hierática falta de cercanía emocional de la personalidad esquizoide ha capturado con facilidad la imaginación de las personas creativas, que lo han reflejado luego en sus obras.

La obra cinematográfica que mejor representa una personalidad esquizoide, sin llegar necesariamente al trastorno, es la conocida «The Stays of the Day» («Lo que que queda del día») (1993).

El mayordomo inglés, interpretado por Anthony Hopkins, esquiva de manera constante la expresión de cualquier emoción, a pesar de que una ama de llaves le demuestra su amor durante largos años.

Un excelente relato de ficción sobre personas con rasgos esquizoides es la historia ya clásica «The Illusionless Man & the Visionary Maid» («El hombre sin ilusión y la doncella visionaria») del psicoanalista Allen Wheelis.

La historia relata los aspectos esquizoides de la vida de un hombre emocionalmente distante y su mujer mucho más emocional. Es parte de un libro ya agotado, pero que si te interesa puedes recuperar en inglés desde el siguiente enlace.

Personalidad esquizoide y mentalización

Se aporta para su descarga el interesante documento «La personalidad esquizoide y la Terapia basada en la Mentalización» firmado por la psicóloga Cristina Gómez (Universidad Autónoma de Guadalajara), que nos traslada un modelo terapéutico de intervención para el trastorno esquizoide, a través de la descripción de un caso clínico actual.


Recursos:
Descarga aquí La personalidad esquizoide y la Terapia basada en la Mentalización
Fuentes:
Millon T.   Carrie M .; Meagher, Sarah E. (2012). «La personalidad esquizoide (Capítulo 11)». Trastornos de la personalidad en la vida moderna.
Imagen cortesía de Pixabay.com


— Psicopedia to psicopedia.org

Todo Lo Que Deberías Saber

El lenguaje corporal ha sido objeto de mucho estudio y también origen de bastantes mitos como el que cube que el 93% de la comunicación es no verbal.

A pesar de que se ha popularizado porque mucha gente que lo ha leído se ha dedicado a repetirlo, el verdadero estudio que inició esa creencia presenta demasiadas deficiencias como para ser tomado al pie de la letra, tal y como ya comenté en el artículo sobre las palabras que más venden y convencen.

Sin embargo, no es nada despreciable la influencia del lenguaje del cuerpo en nuestras habilidades sociales, además de ser un excelente espejo de las emociones reales de nuestros interlocutores.

Lenguaje corporal: todo lo que deberías saber

Seguramente conozcas personas que, pese a no ser especialmente desagradables o antipáticas, generan desconfianza. No sabrías decir qué es concretamente, pero desprenden un aura que hace que no te apetezca confesarles tus emociones reales.

Eso es porque existe una contradicción entre su comunicación verbal y su lenguaje corporal, tal y como en su momento demostró este estudio. ¡Es incluso posible que tú mismo estés generando esta contradicción sin saberlo!

Otras personas, en cambio, irradian un gran carisma sin ser especialmente habladoras. Su expresión corporal está alineada con su lenguaje verbal y transmiten confianza y calidez.

Con este artículo espero que entiendas los principales conceptos del lenguaje corporal para que puedas leer mejor a los demás y corrijas los posibles errores que quizás estés cometiendo. ¡Vamos allá!

¿Qué aprenderás en este artículo?

¿Qué es el lenguaje corporal?

El lenguaje corporal es una forma de comunicación que utiliza los gestos, posturas y movimientos del cuerpo y rostro para transmitir información sobre las emociones y pensamientos del emisor.

Suele realizarse a nivel inconsciente, de manera que habitualmente es un indicador muy claro del estado emocional de las personas. Junto con la entonación vocal forma parte de la comunicación no verbal.

El idioma del cuerpo no debe ser tomado como una verdad absoluta porque existen muchos factores ambientales que pueden influir sobre él. Por eso nunca debes  llegar a una conclusión interpretando un único signo corporal; la clave está en observar conjuntos de signos congruentes entre sí y descartar posibles causas externas (temperatura, ruido, cansancio, and many others).

Dicho esto, veamos todo lo que somos capaces de comunicar con nuestro cuerpo y rostro.

Las claves del lenguaje corporal

1. Significado de los gestos de la cara

El rostro es la lupa de las emociones, por eso se cube que es el reflejo del alma. Pero como en toda interpretación del lenguaje no verbal, debes ir con cuidado de no evaluar los gestos de la cara por separado ya que habitualmente forman parte de un estado emocional international y pueden dar lugar a varias interpretaciones.

¿Verdad que cuando un niño ve algo que no le gusta se tapa los ojos en un intento de hacer que eso desaparezca de su realidad? ¿O corre a taparse la boca después de decir una mentira?

Pues aunque en los adultos la magnitud es mucho menor, en cierta medida seguimos atados a este comportamiento primitivo. Y eso da muchas pistas, porque en la cara todavía se pueden detectar muchos intentos inconscientes de bloquear lo que decimos, oímos o vemos.

En normal, cuando alguien se lleva las manos a la cara suele ser producto de algún pensamiento negativo como inseguridad o desconfianza. Aquí tienes varios ejemplos concretos.

  • Taparse o tocarse la boca: si se hace mientras se habla puede significar un intento de ocultar algo. Si se realiza mientras se escucha puede ser  la señal de que esa persona cree que se le está ocultando algo.

Tocarse la cara

  • Tocarse la oreja: es la representación inconsciente del deseo de bloquear las palabras que se oyen. Si tu interlocutor lo realiza mientras hablas puede significar que desea que dejes de hablar.

Tocarse la oreja

  • Tocarse  la nariz: puede indicar que alguien está mintiendo. Cuando mientes se liberan catecolaminas, unas sustancias que inflaman el tejido interno de la nariz y pueden provocar picor. También ocurre cuando alguien se enfada o se molesta.
  • Frotarse un ojo: es un intento de bloquear lo que se ve para no tener que mirar a la cara a la persona a la que se miente. Cuidado con la gente que se toca mucho la nariz y se frota los ojos cuando habla contigo 😉

Frotarse un ojo

  • Rascarse el cuello: señal de incertidumbre o de duda con lo que uno mismo está diciendo.
  • Llevarse un dedo o algo a la boca: significa inseguridad o necesidad de tranquilizarse, en una expresión inconsciente de volver a la seguridad de la madre.

2. Posiciones de la cabeza

Comprender el significado de las distintas posiciones que puede adoptar alguien con la cabeza es muy eficaz para entender sus intenciones reales, como las ganas de gustar, de cooperar o de mostrarse altivo.

Presta especial atención a las posturas muy exageradas, porque significan que esa persona lo está haciendo de forma consciente para influenciarte.

  • Levantar la cabeza y proyectar la barbilla hacia adelante: un signo que pretende comunicar expresamente agresividad y poder.

Levantar la barbilla

  • Asentir con la cabeza: se trata de un gesto de sumisión contagioso que puede transmitir sensaciones positivas. Comunica interés y acuerdo, pero si se hace varias veces muy rápido puede comunicar que ya se ha escuchado bastante.
  • Ladear la cabeza: es una señal de sumisión al dejar expuesta la garganta. Si lo realizas mientras asientes cuando estés escuchando a alguien, lograrás aumentar la confianza de tu interlocutor hacia ti. En el caso de las mujeres también se ha observado que se emplea para mostrar interés por un hombre.

Ladear la cabeza

  • Apoyar la cara sobre las manos: se expone la cara habitualmente con el objetivo de “presentársela” al interlocutor. Por lo tanto, demuestra atracción por la otra persona.
  • Apoyar la barbilla sobre la mano: si la palma de la mano está cerrada es señal de evaluación. Si la palma de la mano está abierta puede significar aburrimiento o pérdida de interés.

3. La mirada también habla

La comunicación mediante la mirada tiene mucho que ver con la dilatación o contracción de la pupila, la cual reacciona a los estados internos que experimentamos.

Por ese motivo los ojos claros suelen ser más atractivos que los oscuros: porque permiten mostrar de forma más evidente la dilatación de la pupila, una respuesta asociada a las emociones positivas.

Cuando hablas sueles mantener contacto visible entre un 40 y un 60% del tiempo. Eso es debido a que tu cerebro está ocupado intentando acceder a la información (la PNL postula que según el tipo de información que estés intentando recuperar mirarás hacia un lado, pero ya se ha demostrado científicamente que eso no es cierto).

En ciertas situaciones sociales, la falta de contacto visible puede interpretarse como nerviosismo o timidez, así que simplemente haciendo una pausa antes de responder ganarás el tiempo necesario para acceder a la información sin necesidad de tener que apartar la mirada.

Mirar directamente a los ojos cuando haces una petición también es útil para aumentar tu capacidad de persuasión (puedes leer el estudio completo aquí). Pero además existen otras funciones de la mirada:

  • Variar el tamaño de las pupilas: no puede controlarse, pero la presencia de pupilas dilatadas suele significar que se está viendo algo que agrada, mientras que las pupilas contraídas expresan hostilidad.

En cualquier caso, son variaciones muy sutiles que a menudo quedan enmascaradas por los cambios ambientales en la intensidad de la luz. También se ha descubierto que las neuronas espejo son las responsables de que el tamaño que nuestras pupilas se ajuste al de nuestro interlocutor, en un intento de sincronizar el lenguaje corporal para generar mayor conexión.

  • Levantar las cejas: es un saludo social que implica ausencia de miedo y agrado. Hazlo frente personas a las que quieras gustar.

Levantar las cejas

  • Bajar la cabeza y levantar la vista: en el sexo femenino se considera una postura que transmite sensualidad para atraer a los hombres. De hecho, muchas fotos de perfil de mujeres en páginas de citas on-line son tomadas precisamente desde arriba (a veces con la intención adicional de mostrar el escote). En los hombres es al revés: tomas inferiores para parecer más alto y dominante.
  • Mantener la mirada: en el caso de las mujeres, establecer contacto visible durante 2 o Three segundos para después desviar la mirada hacia abajo puede ser un indicador de interés sexual.
  • Pestañear repetitivamente: es otra forma de intentar bloquear la visión de la persona que tienes enfrente, ya sea por aburrimiento o desconfianza.
  • Mirar hacia los lados: otra manera de expresar aburrimiento, porque de forma inconsciente estás buscando vías de escape.

4. Tipos de sonrisa

La sonrisa es fuente inagotable de significados y emociones. Tienes un artículo entero sobre todos los beneficios de sonreír así como lo que es posible comunicar con ella. Además, gracias a las neuronas espejo, sonreír es un acto tremendamente contagioso capaz de provocar emociones muy positivas en los demás.

Pero no existe solo una, sino que en realidad es posible distinguir varios tipos de sonrisa según lo que comunican:

  • En una sonrisa falsa el lado izquierdo de la boca suele elevarse más debido a que la parte del cerebro más especializada en las emociones está en el hemisferio derecho, el cual controla principalmente la parte izquierda del cuerpo.
  • La sonrisa pure (o sonrisa de Duchenne) es la que produce arrugas junto a los ojos, eleva las mejillas y desciende levemente las cejas.

Sonrisa natural

  • Una sonrisa tensa, con los labios apretados, denota que esa persona no desea compartir sus emociones contigo y es una clara señal de rechazo.

La función biológica de la sonrisa es la de crear un vínculo social favoreciendo la confianza y eliminando cualquier sensación de amenaza. Se ha comprobado que también transmite sumisión, por eso las personas que quieren aparentar poder y las mujeres que desean conservar su autoridad en entornos profesionales típicamente masculinos evitan sonreír (Welpe I. et al.).

5. Posición de los brazos

Los brazos, junto a las manos, sirven de apoyo a la mayoría de movimientos que realizas. También permiten defender las zonas más vulnerables de tu cuerpo en situaciones de inseguridad percibida.

La propiocepción nos ha enseñado que la vía de comunicación entre el cuerpo y la mente es recíproca. Cuando experimentas una emoción tu cuerpo la reflejará incoscientemente, pero también ocurre lo contrario: si adoptas voluntariamente una posición, tu mente empezará a experimentar la emoción asociada. Esto se hace especialmente evidente cuando te cruzas de brazos.

Hay mucha gente que cree que se cruza de brazos porque se siente más cómoda. Pero los gestos se perciben naturales cuando están alineados con la actitud de la persona, y la ciencia ya ha demostrado que cruzarlos predispone a una actitud crítica, por muy confortable que parezca el gesto. ¡Fíjate que cuando te lo estás pasando bien con amigos no cruzas los brazos!

Estos es lo que comunicas cuando tomas una determinada postura con tus brazos:

  • Cruzar los brazos: muestra desacuerdo y rechazo. Evita hacerlo a no ser que precisamente quieras enviar este mensaje a los demás. En un contexto sensual, las mujeres suelen hacerlo cuando están en presencia de hombres que les parecen demasiado agresivos o poco atractivos.
  • Cruzar un solo brazo por delante para sujetar el otro brazo: denota falta de confianza en uno mismo al necesitar sentirse abrazado.

Sujetar un brazo

  • Brazos cruzados con pulgares hacia arriba: postura defensiva pero que a la vez quiere transmitir orgullo.

Cruzar brazos

  • Unir las manos por delante de los genitales: en los hombres proporciona sensación de seguridad en situaciones en que se experimenta vulnerabilidad.
  • Unir las manos por detrás de la espalda: demuestra confianza y ausencia de miedo al dejar expuestos puntos débiles como el estómago, garganta y entrepierna. Puede ser útil adoptar esta postura en situaciones de inseguridad para intentar ganar confianza.

En normal, cruzarse de brazos implica que se está experimentando inseguridad. De ahí la necesidad de proteger el cuerpo. Existen multitud de variaciones como ajustarse el reloj, situar el maletín delante del cuerpo, o sujetar un bolso con las dos manos enfrente del pecho, pero todas vienen a significar lo mismo.

6. Gestos con las manos

Las manos, juntamente con los brazos, son una de las partes más móviles del cuerpo y por lo tanto ofrecen un enorme registro de posibilidades de comunicación no verbal. Lo más común es usarlas para señalar ciertas partes del cuerpo con el objetivo de mostrar autoridad o sexualidad.

También sirven para apoyar los mensajes verbales y darles mayor fuerza:

  • Existe una parte del cerebro llamada el área de Broca que está implicada en el proceso del habla. Pero se ha comprobado que también se activa al mover las manos. Esto implica que gestualizar está directamente unido al habla, así que hacerlo mientras te expresas puede incluso mejorar tu capacidad verbal. ¡Muy útil en personas que se bloquean al hablar en público!
  • También se ha demostrado en un estudio que reforzar con gestos una frase consigue que te lleguen antes a la mente las palabras a usar, y también que tu mensaje sea mucho más persuasivo y comprensible. En esa investigación se comprobó que los gestos más persuasivos son los que están alineados con el significado verbal, como señalar hacia atrás al referirse al pasado.

A continuación encontrarás todo lo que se conoce sobre el significado de los gestos de las manos:

  • Mostrar la palma abierta: expresa sinceridad y honestidad, mientras que cerrar el puño muestra lo contrario.

Palmas abiertas

  • Manos en los bolsillos: denota pasotismo y desimplicación en la conversación o situación.
  • Enfatizar algo con la mano: cuando alguien ofrece dos puntos de vista con las manos, normalmente el que más le gusta lo refuerza con la mano dominante y la palma hacia arriba.
  • Entrelazar los dedos de ambas manos: transmite una actitud reprimida, ansiosa o negativa. Si tu interlocutor adopta esta postura, rómpela dándole algo para que tenga que sujetarlo.
  • Puntas de los dedos unidas: expresa confianza y seguridad, pero puede llegar a confundirse con arrogancia. Muy útil para detectar si los rivales tienen buenas manos al jugar al póquer.
  • Sujetar la otra mano por la espalda: es un intento de controlarse a uno mismo, por lo tanto expresa frustración o un intento de disimular el nerviosismo.

Sujetar mano

  • Mostrar los pulgares por fuera de los bolsillos: en los hombres representa un intento de demostrar confianza y autoridad frente mujeres que les atraen, aunque en una situación conflictiva también puede ser una forma de transmitir agresividad.
  • Ocultar sólo los pulgares dentro de los bolsillos: es una postura que enmarca y destaca la zona genital, por lo tanto es una actitud sexualmente abierta que realizan los hombres para mostrar ausencia de miedo o interés sexual por una mujer.
  • Llevarse las manos a las caderas: indica una actitud sutilmente agresiva, ya que quiere aumentar la presencia física. Muchos hombres la usan tanto para establecer superioridad en su círculo social como para aparentar mayor masculinidad en presencia de aquellas mujeres que les atraen. Cuanto más se exponga el pecho, mayor agresividad subcomunicará.

7. Posición de las piernas

Las piernas juegan un papel muy interesante en el lenguaje corporal. Al estar más alejadas del sistema nervioso central (el cerebro), nuestra mente racional tiene menos management sobre ellas y les permite expresar sentimientos internos con mayor libertad.

Cuanto más lejos del cerebro esté una parte del cuerpo, menor management tienes sobre lo que está haciendo.

En normal el ser humano está programado para acercarse a lo que quiere y alejarse de lo que no desea. La forma como alguien sitúa sus piernas puede darte algunas de las pistas más valiosas sobre la comunicación no verbal ya que te estará señalando hacia donde quiere realmente ir.

  • El pie adelantado: el pie más avanzado casi siempre apunta hacia donde querrías ir. En una situación social con varias personas también apunta hacia la persona que consideras más interesante o atractiva.

Si quieres que alguien de forma emocional sienta que le estás dando toda tu atención, asegúrate de que tus pies están encarados hacia él. De la misma manera, cuando tu interlocutor apunta con sus pies hacia la puerta en lugar de hacia ti es una señal bastante evidente de que quiere terminar la conversación.

Pie adelantado

  • Piernas cruzadas: es una actitud defensiva y cerrada que protege los genitales. En el contexto del cortejo, puede comunicar rechazo sexual por parte de la mujer hacia el hombre.

En una situación social, que haya una persona sentada con brazos y piernas cruzados probablemente signifique que se ha retirado de la conversación. De hecho, los investigadores Allan y Barbara Pease realizaron un experimento que demostró que las personas recordaban menos detalles de una conferencia si la escuchaban con los brazos y piernas cruzados.

Brazos piernas cruzados

  • Sentado con una pierna elevada apoyada en la otra: típicamente masculina, revela una actitud competitiva o preparada para discutir; sería la versión sentada de exhibición de la entrepierna.
  • Piernas muy separadas: otro gesto básicamente masculino que quiere transmitir dominancia y territorialidad.
  • Sentada con las piernas enroscadas: en las mujeres, habitualmente significa cierta timidez e introversión.
  • Sentada con una pierna encima de la otra en paralelo: varios autores reconocen que en las mujeres puede interpretarse como cortejo al intentar llamar la atención hacia las piernas, puesto que en esta postura quedan más presionadas y ofrecen un aspecto más juvenil y sensual.

Piernas en paralelo

Aprender a detectar incongruencias entre el lenguaje verbal y el corporal te puede resultar muy útil. Lo que el cuerpo indica suele ser muy fiable, ya que los humanos somos incapaces de controlar todas las señales que está emitiendo.

Recuerda que debes interpretar todas estas señales corporales dentro de un contexto international y con ciertas limitaciones. No saques conclusiones de un único gesto. Alguien podría cruzarse de brazos porque sencillamente tiene frío, o porque es un movimiento que ha mecanizado y le ha quitado parte de su significado actual.

Te aconsejo que practiques los gestos positivos y abiertos que he descrito aquí para mejorar la confianza en ti mismo. Y si quieres ampliar información sobre el lenguaje corporal, te recomiendo que eches un vistazo al libro del que parten la mayoría de investigaciones que han dado pie a estas conclusiones, El Lenguaje Del Cuerpo.

·····

Si este artículo te ha parecido interesante te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Así me ayudas a seguir adelante con el weblog. ¡Muchas gracias!

!perform(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=perform(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.model=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, doc,’script’,
‘https://join.fb.web/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘187823229325195’);
fbq(‘monitor’, ‘PageView’); — Pau Forner Navarro to habilidadsocial.com

¿Ciencia o Creencia?

Pues es mucho más sencillo de explicar de lo que podría parecer. Es pura economía cerebral. Es más easy creer lo que confirma lo que nos nosotros ya creemos, que buscar la evidencia científica o documental que lo corrobore o contradiga.

Pongamos un ejemplo ¿De que shade es una pelota de tenis para ustedes? Para mi es verde. De toda la vida. ¿A que sí? En este momento habrá una parte de ustedes que asientan y otra que diga que no ¡qué es amarilla! Pues bien, ya tenemos una polémica basada en dos opiniones. ¿Cómo lo solucionamos? En una reciente encuesta -que recordemos, es opinión-, los que creemos que son verdes somos el 52% ¡Bien! Han ganado los míos. Pero no es así. Lo que ha ocurrido es que muchas personas “piensan” lo mismo que yo. Pero estamos equivocados.

Como recoge Gizmodo, la periodista Marina Koren que investigó el tema para The Atlantic y no tardó en encontrar un veredicto oficial. Según la Federación Internacional de Tenis, las pelotas que se usan en los principales eventos deportivos son de shade amarillo.

Los principales fabricantes de la industria confirmaron a Koren que sus pelotas son amarillas. Marcas como Penn, Wilson, Dunlop, Gamma Sports activities y Slazenger respondieron con nombres como “amarillo óptico”, corroborando que ese 52% de personas que creemos que son verdes estamos equivocados.

Y es aquí donde entra nuestra mente crítica. ¿Asumimos lo que es cierto o nos seguimos enganchando a lo que no lo es, a pesar de las abrumadoras evidencias?

¿Por qué nos creemos los bulos?

— Leocadio Martín to leocadiomartin.com

Interpretar lo que nos pasa: una mirada desde la psicología a la adaptación y readaptación a la práctica deportiva | la diaria

Un día pasó. Como un destello en un espejo, en una nada, nos vimos revueltos en una pandemia que cortó las actividades, que nos movió las rutinas. Casi todo dejó de ser lo mismo. Y no sólo eso: la nueva enfermedad mundial, sin piedad, se llevó un montón de vidas de aquí y de allá. Al resto nos tocó readaptarnos. Un virus no puede reemplazar a la razón.

Ese mismo día del destello, o el siguiente o el siguiente –qué más da ahora–, las prácticas debieron cambiar. De todas las actividades que se vieron afectadas, que no fueron pocas, una fue el deporte. Un campo que nos habla de recreación, que favorece la salud, que es necesario para el mejor entretenimiento, que es un medio de trabajo para hombres y mujeres, que también es negocio millonario. Todo esto opera y cada componente tiene su incidencia específica, pero nada del deporte existiría sin los y las deportistas. Sobre cómo el coronavirus afectó psicológicamente a quienes practican deporte, hablamos con el psicólogo deportivo Sebastián Cardozo.

“Ni el más pesimista de los deportistas podía suponer o esperar una situación así. Lo comparo con una lesión o una suspensión, situaciones que son interrupciones abruptas del deporte, algo que no te esperás. Son cosas que hay que aceptar y procesar. Ni el deportista recreativo ni el deportista de alto rendimiento está preparado para una interrupción repentina. Te digo más: ni a nivel sociedad, ni a nivel país se está preparado”, opina Cardozo.

El especialista hace hincapié en la importancia de los procesos de aceptación y adaptación como factores esenciales para enfrentar el corte abrupto de la práctica deportiva. “En la medida en que no aceptamos la situación, la adaptación va a ser más difícil. En la medida que se acepte la situación, de aislamiento primero y de distanciamiento después, hay mayor probabilidad de adaptarse a los nuevos hábitos de entrenamientos, rutinas, a las nuevas jornadas y metodologías, que fueron por Zoom o por videollamadas, en el patio, en el cuarto o en la terraza. Es elementary aceptar para adaptarse favorablemente y atravesar la situación de la manera menos conflictiva posible.

De a poco las disciplinas están volviendo: remo, tenis, deportes con poco contacto. Pero será una readaptación, porque se asemeja bastante o es más próxima a la situación anterior, a lo regular del entrenamiento, pero no será lo mismo”, puntualiza.

Competición afectada

“La interpretación es importante. Si interpretamos que esto es pasajero, que afecta y afectó los hábitos y objetivos, pero que, por otra parte, es algo momentáneo y que retornará lo ‘regular’, se atraviesa mejor ese período”, comentó Cardozo acerca del impacto del coronavirus en las competiciones de los y las deportistas.

Para ser más gráfico, el psicólogo ejemplifica: “Un deportista X que se trazó X objetivos, entendiendo por objetivo aquello que quiero lograr o conseguir, debe mantenerlo intacto. Tanto si mi objetivo es correr 10 kilómetros en determinado tiempo como si es clasificarme a los Juegos Olímpicos, eso se debe mantener, porque más allá de la modificación en los plazos, en el atraso del tiempo, el objetivo es superior. Lo que sí debe refocalizarse son los planes de acción, las metas, entendiendo ambas cosas como el proceso, el procedimiento o aquello que tengo que hacer para conseguir el objetivo. Si antes iba a ser en julio, ahora deberá ser en diciembre”.

En mantenimiento

No es fácil –nunca lo será– una situación inesperada. Los mecanismos o las herramientas propias del ser humano deben estar al servicio. “Es necesario el equilibrio, el management emocional, el buen manejo de las frustraciones, tener resiliencia bien sólida para superar y salir fortalecido de estas u otras adversidades. Visualizo esto como un avión que está en el hangar. Ese avión que surca los cielos y une continentes hace un trabajo formidable, pero en algún momento necesita mantenimiento, necesita estar en tierra para prepararse y reacondicionarse. El deportista, sea beginner o profesional, puede visualizar la situación de esa manera. Hoy por hoy, está en período de mantenimiento, de fortalecimiento, para que cuando pueda volver a la práctica activa pueda estar mejor de lo que estaba antes”, dijo Cardozo.

Aunque parecido no es lo mismo, lo “regular” un día volverá. Seremos otros, y eso es lo medular según el psicólogo deportivo: “El aislamiento, confinamiento, distanciamiento –o ponele el nombre que quieras– que provocó el coronavirus tiene que ser una instancia de reflexión, de conocimiento, de seguir mejorando aquellas que son mis fortalezas y de corregir o modificar mis debilidades para, justamente, después de esta situación inesperada, volver a resurgir más fortalecidos. Es una instancia de pausa para que podamos salir con un aprendizaje, con otra percepción y, fundamentalmente, con otra interpretación de la vida”.

— to ladiaria.com.uy

Eduardo Lillingston acerca del caso Morelia: «Es infame, sería un atropello»

La inminente mudanza del conjunto de Monarcas hacia la plaza de Mazatlán ha causado estragos en el mundo futbolístico mexicano, opiniones negativas por doquier además de tristeza, tal es el caso de Eduardo Lillingston, quien calificó esta decisión como un ‘atropello para la gente moreliense’.

El ex delantero de los Tecos confesó para AS México su enojo con todo lo que rodea al equipo purépecha en estos momentos, asegurando que al remaining de todo importó más los intereses a nivel dirigencia que por los valores del plantel.

«Es infame, es un atropello. Morelia, un equipo arraigado, con su tradición, la afición continuaba yendo a cada vez más al estadio, esta última temporada estaban jugando bien y su cancha se convirtió en una de las mejores, refiriéndome a su pasto, estadio hermoso. Yo hubiera optado mejor una franquicia nueva en Mazatlán, no sé que se yo. Pero no se me hizo válido, uno podrá decir su opinión pero los dueños tienen sus intereses. Lo que importa al remaining de cuentas es el negocio y eso está por encima de los valores, valió más eso que la decisión», comentó la ex figura.

Escudo/Bandera Monarcas

Lillingston actualmente se especializa como especialista en la psicología deportiva y ya con diez años de experiencia, el tapatío aconsejó a los jugadores michoacanos a que si esto llegase a ser cierto adaptarse rápidamente a su nuevo ‘hogar’ pues esto es parte también del fútbol.

«En el aspecto psicológico, si el deportista se tiene que cambiar tiene que llegar con la misma mentalidad pues depende de sus componentes físicos, tácticos y psicológicos para rendir, para estar en los mejores niveles y dar lo mejor de sí para cuando el técnico que llegue en turno lo requiera. El jugador va a ir a una ciudad u otra y tiene que estar haciendo su trabajo al 100 por ciento si quiere permanecer y trascender o hacer historia, tiene que estar capacitado día con día, se que hay días malos pero en la cancha el jugador tiene que estar en el mejor nivel. A lo mejor se han acostumbrado a la familia, a la ciudad, la escuela, etcétera.»

Te podría interesar: Bonilla: «No hemos recibido solicitud para mudanza de Monarcas»

«Trasladarse no es fácil pero si se tiene que adaptar inmediatamente a todo, transferir tu mente y saber que dependen de eso para seguir teniendo contrato y trabajo, cambiar el chip, no es fácil pero es esencial para la supervivencia, va de ahí lo que quiere cada jugador, seguir trascendiendo o simplemente seguir extrañando y viviendo del recuerdo de estar en Morelia. Si fuera este el caso, ya deberían de estar mentalizados en estar en Mazatlán trabajando, esto en el aspecto psicológico tanto para jugadores y directivos», agregó.

Quiere regresar al máximo circuito con el ‘teaching’

Anteriormente se mencionó que Eduardo consta ya con una larga carrera en la psicología deportiva, rama que es bien vista por varios clubes alrededor del mundo. A su vez, cuenta con certificado como director técnico, esto le abre una puerta al mexicano para algún posible regreso , explicándonos detalladamente lo que consiste su nueva etapa.

«Hoy en día cuento con la especialidad de psicología deportiva a parte de ser director técnico, entonces, siempre opté por el mejoramiento de la persona. Mi intención es regresar al plano deportivo profesional, me he ido preparando y retomar una carrera como director técnico pero también capacitándome en el área de ‘teaching’, he dado conferencias durante casi 10 años.»

«Todo comenzó porque desde mi adolescencia nadie me dijo como arreglar mis contratos, cómo superar y cómo mejorar mis capacidades de todos los componentes tanto físicos, técnico y táctico para complementarlo con lo psicológico. Trato de impulsar al joven entre el error y el acierto en una carrera que puede ser tanto corta como duradera dependiendo de lo que quiera», remarcó.

Descenso de Tecos se lo atribuye a malas decisiones administrativas

Por último, el goleador explayó muy bien que parte del descenso de su querido y amado Tecos (Estudiantes) se debió a las malas decisiones que la dirigencia tuvo, y es que la institución aún se encuentra en divisiones inferiores desde aquel fatídico Clausura 2012.

«Le atribuyo a las malas administraciones deportivas, el contratar por contratar y llenarse de cosas no bien estructuradas, le doy más a eso, obvio nadie quiere descender, me dio uno de mis mejores años y al remaining logré convertir 48 goles con Tecos. Había cosas administrativas que realmente no eran comunes, contratos por 10 u eight años, entonces, no es regular. Realmente nunca hubo un proyecto digno para decir que esta period la filosofía de Tecos y que nos iba a encaminar a trascender, nunca se pudo tener esa hegemonía ni esa identidad. Es mi perspectiva pero para mi fue gratificante estar ahí«, concluyó.

— to mexico.as.com

La increíble vida de Bazán Vera, el delantero récord del Ascenso que se agarró a trompadas con la barra de Atlanta, dejó Villa Palito y terminó jugando en Finlandia

Son las tres de la tarde de un viernes y en los canales de deportes repasan los momentos más destacados de la semana en el fútbol europeo. Messi aparece en uno de los compilados interceptando un cambio de frente y Daniel “El Indio” Bazán Vera cube: “Estaba corriendo el diez”. Lo vemos en un televisor de 60 pulgadas en el residing de su casa. Hay una Coca de 2, 25 casi vacía en la mesa y su hija de as soon as años raspa con una cucharita los restos de helado que todavía quedan líquidos en el telgopor. El salón es grande, un espacio amplio en donde también desembocan la cocina, el comedor y un gran ventanal desde donde se ve la cancha de futbol 7 del jardín. Cerca de la tele, un sillón en donde el dueño de casa se ubica de frente a la pantalla. Da la sensación de que ese es su lugar, de que no está ahí por casualidad. El volumen de voz es bajo pero no tímido, como el de alguien que no necesita gritar. Ahora está sin trabajo, pero su actitud transmite la thought de que su forma de convivir con el tiempo libre se parece más a la de un niño que está de vacaciones que a la de un desempleado.

-Y… yo soy más del Diego, viste.

Bazán Vera y Maradona fueron amigos, almorzaban juntos casi todos los días en la casa de Diego mientras él period el entrenador de la selección argentina y el Indio el 9 de Tristán Suárez. “Yo creo que me quería porque, a pesar de que para mí es Dios, siempre lo traté con respeto e igualdad. Esa foto de ahí es la única que nos sacamos juntos y fue porque me la pidió él”. La foto con Maradona es una más entre las decenas de fotos de Bazán Vera que cuelgan de las paredes, dándole a la casa un toque tradicional entre tanto vidrio, blanco y modernidad. El único cuadro no fotográfico está al lado de la mesa: un retrato de arte pop con colores planos y saturados en donde Bazán Vera, con la camiseta de Unión de Santa Fe, mira hacia el horizonte.

A pesar de ser identificado como el máximo ídolo de Almirante Brown, el Indio jugó en as soon as equipos diferentes en Argentina, uno en Chile y otro en Finlandia. Metió 340 goles en su carrera. Llegó a ser el futbolista en actividad con más goles de todas las categorías del fútbol argentino. Tiene el récord de tantos en una misma temporada del Nacional B: 36 jugando para Almirante. Y sin embargo, el Indio Bazán Vera nunca jugó en primera división. Nació en Corrientes, pero su mamá lo llevó de muy pequeño a vivir a Villa Palito, La Matanza, de donde pudo irse recién a los 32 años. Su imagen antigua, la de jugador salvaje e imponente, con pelos largos siempre mojados, vincha roja y cuerpo rústico como el de un búfalo, llevaba a pensar en que, así como para Leonardo Oyola, escritor de Kryptonita, Superman podía tener su versión tumbera y conurbana, Toro Sentado también podría haber sido un cacique peronista con camiseta de Almirante Brown.

La tele quedó prendida pero ahora caminamos por el jardín mientras siete perros de raza corretean por ahí. Al remaining de la cancha, una puerta en medio del alambrado conecta su casa con la de su hermano, Oscar. Allí hay armado un museo de camisetas, fotos y recuerdos. “Cuando debuté le regalé la camiseta a mi hermano y él me dijo: esta va a ir para el museo’. Yo me cagué de risa, imaginate. Él armó todo esto”. El museo ocupa casi toda la planta alta de la casa de Oscar. En una de las paredes hay 18 camisetas enmarcadas, una por cada etapa del indio en sus diferentes equipos, excepto Atlanta. Abajo, un perchero con mas de 50 camisetas que intercambió a lo largo de su carrera. En el resto de la habitación hay fotos viejas del Indio joven, teñido de rubio o abrazando a su mamá. “Yo vengo muy poco porque me da mucha nostalgia. No por los recuerdos de cuando jugaba, sino por los familiares, etapas muy difíciles de nuestra vida, Pero cuando salgo de acá y pienso en donde vivíamos digo ‘algo hicimos’”. Bazán Vera le da mucha importancia a los símbolos y es por es que no come fideos: “Cuando period chico period lo único que había: fideos con aceite, con queso, con carne cuando había plata. Si algún día lo tengo que volver a comer, lo haré. Pero hoy no. No es que me la creí, si mañana lo tengo que comer, lo voy a comer, pero primero quiero hacer todo lo posible para que no vuelva a pasar”.

Si bien Oscar es solo tres años mayor, para Daniel ocupa la figura de padre y hasta le cube “papi”. “Mi viejo estaba, vivía en Palito también. Pero éramos as soon as hermanos y a mí me crió Oscar. Mi viejo period un tipo de los de antes, bohemio, peleador callejero, le gustaba el bar, la guitarra.”

-¿Lo recordás con cariño?

-Sí, él muy cariñoso no period. Nosotros sabíamos que si nos pasaba algo él iba a poner el cuerpo, pero no recuerdo un beso o un abrazo. Me llevó a la cancha a ver a Almirante desde los four años y cuando debuté nunca más fue.

Hasta acá, el Indio está entero, habla de su papá como un personaje simpático, de esos a los que se les perdona todo porque son así.

-¿Te dolió que no fuera a verte?

Su cara de roca empieza a resquebrajarse entre las arrugas que genera la tensión que hacen sus ojos al aguantar el llanto. Su voz finita hace inútil su intento de disimular: “Me dolió, me hubiese gustado mucho. Que viera que period el apellido de él el que estaba jugando. Terminar un partido, salir de la cancha y verlo. Pero esa imagen la tuve con mi hermano, que me siguió por todos lados. Pero sí, se me llenan los ojos de lágrimas, me hubiese encantado. Que me vaya a ver o aunque sea que vaya a ver a los otros jugadores con la misma ilusión con la que había ido toda la vida pero esta vez con su hijo. Pero mi papá period así, un loco lindo. “

En el año 2001, con Oscar Martínez como entrenador, Atlanta armó un plantel con los mejores jugadores de la B metropolitana. Entre los refuerzos que llegaron a aquel “Dream Staff del ascenso” (así lo llamaban los periodistas antes de empezar el campeonato) estaba Daniel “el Indio” Bazán Vera, que venía de hacer 19 goles en su segunda etapa en Almirante Brown. Pero el equipo fue un fracaso y terminó siendo la peor campaña de la historia de Atlanta en el ascenso. “Empecé a errar goles abajo del arco, no sé qué me pasaba. Un día estábamos entrenando en el estadio y habían venido los de la barra. Corríamos alrededor de la cancha y ellos no paraban de putearme, sólo a mí. Entonces me harté y les dije: ‘Loco, de a uno hasta que me canse. Me dejan descansar y después seguimos’. Cuando terminó el entrenamiento voy para el vestuario y veo que empiezan a bajar de la tribuna. Me saco la ropa y me entro a bañar con las zapatillas puestas, por si venían, para no patinarme. A los dos minutos siento ¡PLUM! patadón a la puerta y me empiezan a gritar. Yo desnudo y en zapatillas. Empezamos a hablar, la conversación estaba medio picante pero no pasaba nada. Hasta que de repente sale uno y me da un tortazo a mano abierta. Y a mí pegarme un tortazo y una patada en el culo es lo peor que me podés hacer, prefiero que me duermas de una piña. Ni mi viejo me dio un tortazo. Y dije chau, que se pudra. ¿Sabés como cobré? Desnudo, parecía que estaba peleando con el Pulpo Manotas, yo tiraba una piña y volvían diez. Ahí dije ‘no puedo venir más’”.

Dos semanas después, a Atlanta le tocó jugar de visitante contra Almirante en Casanova. Bazán Vera, que ya no period tenido en cuenta por el técnico pero que todavía tenía contrato con los de Villa Crespo, los esperaba en modo hincha, parado en el para avalanchas del native. Ese fue el comienzo de una enemistad histórica del ascenso argentino. Atlanta vs. Daniel Bazán Vera, un clásico aparte con sus propias canciones: “Sólo le pido a Dios, que se muera el negro Bazán Vera, que se muera para siempre. Para toda la alegría de la gente”

-Y tu mamá, ¿ te iba a ver?

A Bazán Vera se le ilumina la cara. “Pfff, iba a la standard porque no le gustaba la platea. A veces veía un tumulto en la tribuna y period porque ella se había enojado. Cuando uno me puteaba y yo después hacía un gol, ella iba y se lo gritaba en la cara, re chispita”.

En el museo hay varias fotos de su mamá. En una de ellas, se la ve parada abrazando con un brazo a Oscar y con el otro a Daniel, que están sentados mirando a la cámara. Su físico parece pequeño pero su actitud es la de una leona que contiene con su cuerpo a dos cachorros hambrientos y listos para cazar.

– ¿El fútbol en tu cabeza period la comida de tu familia? ¿Por eso te peleabas tanto?

-No solo la comida, la alegría. Cuando empecé, si yo hacía un gol, quizás mi familia no tenía para comer, para comprar pan, pero yo llegaba a casa y habían comprado el diario para ver si había salido en una foto o si había mandado un saludo.

– ¿Cambió mucho tu forma de transitar la vida cuando murió tu mamá?

-Antes no quería morirme, dejar a mi familia, a mis hijas. Hoy te digo la verdad… fue el golpe más duro que he recibido en la vida. Y yo soy un tipo realista, lo que no veo, no lo creo. Cuando me dicen ‘quedate tranquilo que ella está’. No, yo si no lo veo…

Bazán Vera es filosóficamente materialista. “Nunca hice terapia, mi cable a tierra es ir a mi barrio o hablar con mi hermano. No hay más realidad que esa. Al psicólogo vos le hablás y él te cube lo que te pasa. O sea, somos todos psicólogos. Yo voy y veo la realidad. Veo que si me manejo de una forma puedo volver ahí y si me manejo de otra los puedo seguir ayudando. Si yo bardeo, si yo sigo de joda, me gasto la plata, podemos volver ahí. Esa es la realidad o la psicología que manejamos nosotros”. Su motor siempre fue la economía y en base a eso siempre priorizó, por ejemplo, el contrato más alto, sin importar si eso significaba nunca llegar a jugar en primera división.

El ascenso argentino es un mundo aparte. Violento, torpe, sacrificado y por momentos tierno. Un universo en donde los ídolos se parecen más a tu vecino o a tu carnicero que a una estrella de Hollywood. Si los futbolistas de la elite mundial como Messi, Ronaldo o Neymar son los Avengers, entonces el fútbol del ascenso es Mad Max. “Antes había jugadores con los que vos, un día antes de enfrentarlos, ya te mentalizabas que ibas a morir más que a jugar. Jugadores representativos de cada equipo, muy duros, como Manteca López. A mí lo que más me servía period que el defensor juegue pegado a mí, porque yo jugaba con los brazos, yo te pisaba. Les decía a mis compañeros, ‘no me tires el centro a mí, tíráselo al defensor’, entonces yo te apuntaba y te mataba.” Mientras lo cuenta, Bazán Vera me pisa el pie derecho y en un mismo movimiento me desestabiliza con el codo. “El ascenso period otra cosa. Una vez, cuando jugaba en Rawson (1995-96) en la cancha de Cipoletti, perdíamos uno a cero y voy a sacar un lateral. El alambrado estaba al lado de la línea y cuando fui a agarrar la pelota me tiraron un baldazo de meada y mierda. Habían hecho como un licuado. Salí en el medio del partido, que seguía jugándose, a bañarme y volví en 5 minutos”.

-Cuando te fuiste a jugar a Finlandia, ¿extrañabas ese tipo de cosas?

-Sí, lo extrañas. Allá se vive diferente, te miran como diciendo ‘¿Por qué me empujás? El primer partido que jugué me echaron, no es regular. Pero bueno, a mí me sirvió mucho económicamente porque fue en el 2002, que el dólar se fue a three pesos y yo cada quince días les mandaba plata a mis hermanas.

La etapa de Finlandia duró casi dos años. Los primeros cuatro meses, hasta que llegó su mujer, estuvo solo. “Me preguntan si fue duro. Duro period tener que correr la cama cuando llovía en Villa Palito”. Pero ese razonamiento no sale de la nada. Fue su hermano, Oscar, quien se lo inculcó. “Antes de Finlandia tuve una prueba de un par de meses en Suiza. Yo estaba medio lesionado así que rengueaba en los entrenamientos. Cuando estaba por quedar, llegó un angoleño que no sabes lo que period, me tuve que volver. Vivíamos en la villa todavía, yo tenía 32. Cuando llego de Zurich, un viernes a la noche, llovía y Oscar me fue a buscar a Ezeiza en un remis. El auto nos dejó a tres cuadras porque por el barro no podía entrar y entonces él me dijo ‘Mirá lo que es la vida: venís de una de las mejores ciudades del mundo y volvemos a Palito’. Te juro que me dió vergüenza, porque sentí que no había hecho todo para quedarme. Decía ‘quizás si me hubiese aguantado el dolor, estaría allá’. A los cinco días me preguntan si estoy para ir a Finlandia y les dije que sí. Una semana después, fui a un teléfono público, uno de esos azules a los que les ponías 25 centavos y llamé al que me había contactado: ‘Quedate tranquilo, yo voy a ir y me voy a adaptar perfecto pero, ¿dónde queda Finlandia?’”.

El viaje fue largo: una escala en San Pablo, otra en Madrid y otra en Barcelona para llegar a Helsinki después de 28 horas. “Llegué fusilado. Supuestamente me esperaba un argentino en el aeropuerto para ir en auto hasta Turku, que eran un par de horas más. Esperé como una hora y no había nadie. Todos me miraban, yo period un negro grandote de pelo largo, imaginate. Cuando veo que los de seguridad se me empiezan a acercar, me meto a una cabina y llamo por teléfono a una vecina de mi mamá, que period la que tenía teléfono, para que me pase con mi hermano. Le digo ‘papi, no me vino a buscar nadie’. Y Oscar me contesta ‘y bueno, venite’. ¿Qué te pensás, le dije, que estamos en la rotonda de San Justo…? Al rato llegó el tipo.”

Si bien el Indio fue referente de casi todos los planteles que integró, incluso siendo el capitán de varios de ellos, está claro que en su familia el cacique es Oscar. Es él quien toma las decisiones importantes y quien marca el rumbo del clan. “Mi hermano es igual a Thomas Shelby. Me siento identificado con la serie, con como él maneja la familia”, cube en referencia al personaje que interpreta Cillian Murphy en Peaky Blinders, la serie producida por la BBC , que cautivó tanto a Bazán Vera que lo llevó durante su etapa de entrenador a ponerse la boina característica de la pandilla. “Yo soy el otro, el de bigote (Arthur). Leal y firme a los pensamientos de Oscar, sabiendo que en el 99% de los casos, tiene razón”. En la serie, Thomas Shelby es un gitano pobre, que, a principios del siglo XX en Birmingham, llega a convertirse en unos de los tipos más importantes de Inglaterra, gracias a su astucia, su habilidad para los negocios ilegales y su buena relación con Churchill. En la vida actual Oscar Bazán Vera es un hombre 50 años, tres más que el Indio, que luego de una infancia difícil en Villa Palito vive en una casa muy grande en Ezeiza y es la mano derecha del “último barón del conurbano”, Alejandro Granados, intendente de ese partido desde su creación y ex ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires durante la gobernación de Daniel Scioli. Además, es el papá de Nazareno Bazán Vera, juvenil de Vélez y sparring de la selección mayor durante el mundial de Rusia. Así como los Shelby llegaron a la política de la mano de Thomas, los Bazán Vera lo hicieron cuando Oscar fue asesor de seguridad deportiva del ministerio de Granados, aunque sin un nombramiento oficial. Según una nota escrita por Gustavo Grabia para el diario Olé, en marzo de 2014, Oscar tenía relaciones muy cercanas con la barra brava de Boca y su rol sería un nexo entre las hinchadas y la provincia para “evitar problemas”. Sin duda la comparación con los Peaky Blinders tiene bastante sentido.

Nos fuimos del museo y otra vez estamos en la cancha. El pasto está perfectamente cuidado y los arcos parecen recién pintados, dan ganas de jugar un partido. Bazán Vera tiene puesto un quick de básquet y una chomba blanca. Sus brazos están tatuados casi por completo y en su bíceps derecho cube “100% aurinegro”. “Todos saben que mi deseo a futuro es llegar a la presidencia de Almirante Brown y ser el primero que lo lleve a primera división. Poder ir con mi papá y mi mamá y contarles esa historia. También me gustaría hacer un trabajo social para los chicos, nada político. Un complejo para trabajar con el deporte”.

En su última etapa como jugador, con 40 años, Bazán Vera hizo 24 goles jugando para Tristán Suárez, membership del que también es máximo goleador. Tres años más tarde, en el 2016, en ese mismo membership, debutó como entrenador y mantuvo ese trabajo hasta febrero de 2019. “Fue muy lindo pero vi cosas que cuando yo period jugador no las veía. Por ejemplo, hoy en un equipo de la B tenés que ser más psicólogo que entrenador. Porque hay chicos a los que les decis ‘vamos a hacer 10 pasadas de 100’ y a las 6 pasadas están fusilados. Y vos ahí, en vez de recriminar, tenés que averiguar cómo duermen, si duermen, si comen. A veces me traía 5 chicos a dormir y comer acá. ¿Y por qué tengo que exponer así a mi familia? A mi hija la tenía que mandar a lo de mi abuela porque no sabes lo que puede llegar a pasar. O mi señora tenía que cocinar para 5 chicos. Lo hice y quizás lo volvería hacer pero por ahora no quiero volver a dirigir”.

-¿Hablan sobre feminismo con tus hijas?

-Sí, con Cande, que tiene 20, charlamos mucho. Yo soy muy liberal, las voy a aceptar como sea. Sabe que no soy un tipo cerrado, que quiero que ella elija su forma de vida. Lo que Dios y ella decidan, yo lo voy a acompañar. Ahora empezó a tener novio y cuando lo conocí él me cube ‘quédese tranquilo que la voy a cuidar’. Y le dije ‘estás equivocado, lo único que tenés que hacer es respetarla. respetá a mi hija’.

Cande, la mayor, está a punto de recibirse de martillera pública y Liz, de 11, ya le prometió a su tío Oscar durante su fiesta de cincuenta y en frente de todos los invitados, que será la primera abogada de la familia. El Indio lo cuenta y saca pecho. El progreso y la profesionalización de esta nueva generación de los Bazán Vera es la consolidación de su evolución social y económica. Es eso que hará que nunca más tengan que volver a Palito. “Oscar y yo terminamos séptimo grado. Una hija de él se está por recibir de médica, otras dos son contadoras. Ya cuando las más chicas ven que sus hermanas y sus primas estudian, ellos mismos ya lo quieren hacer. Y después van a ser ellas las que sigan. Nosotros trabajaremos hasta los 55 años y después ellas se encargarán de que nosotros sigamos viviendo bien. Yo siempre les digo: a mí denme un plato de comida, gaseosa, y no quiero más nada. Si con eso me crié, morirme con eso no está mal.”

— to www.infobae.com