,

Comunicación, psicología y COVID19 – Cámbiate

Lo que nos dice la ciencia de la conducta es que los mensajes deben ser claros y evitar tonos excluyentes.

Mensajes claros positivos y, si es posible segmentados, por época, características culturales y geográficas, son la saco para ayudar al sabido a seguir las reglas de distanciamiento físico, uso de mascarilla, e higiene, para evitar los rebrotes del coronavirus.

Los mensajes que son autoritarios o con que propician la división social tienen un impacto  opuesto. 

Estos consejos, que se recogen en el Journal of Epidemiology & Community Health, fueron propuestos nueve académicos, incluidos profesores de psicología de la sanidad, educación y neurociencia, dirigidos por Chris Bonell, Profesor de Sociología de la Lozanía Pública en la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Los autores establecenn 11 principios secreto de comunicación que los autoridades deberían seguir, basados ​​en las ciencias del comportamiento y el estudio de otras infecciones como el SARS y el MERS.

Al seguir estos principios de comunicación, las intervenciones gubernamentales sobre las medidas de protección individual y grupal “es más probable que logren los resultados previstos y menos a difundir consecuencias no deseadas”, comentan los autores.

Los principios secreto son:

• Orientación clara y específica.

• Protegernos unos a otros. Acertadamente popular.

• Dispositivo. Esto nos toca a todos como sociedad.

• Esto es lo que somos. Resiliencia como pueblo.

• Evitar mensajes basados ​​en el miedo o el asco.

• Evitar mensajes autoritarios

• Hacer un plan y revisarlo regularmente

• Hacerlo posible. Proporcionar las cosas.

• Estilo de correo claro

• Teoría del cambio. Somos resistentes a él.

• Co-diseño. Interlocutores sectoriales.

Los autores amplían algunos fundamentos de estos principios secreto.

Orientación clara y específica

La información por sí sola no siempre asegura un cambio de comportamiento masivo, pero sigue siendo importante, y el sabido necesita orientación clara, específica y consistente sobre exactamente qué comportamientos deben adoptar para una anciano protección.

Los mensajes deben centrarse en la importancia de cómo el cambio de comportamiento nos protege a todos, incluidos a los más vulnerables o expuestos -además de a nuestros seres queridos-. Debería incluir ejemplos concretos, imágenes y voces reales de personas pertenecientes a estos grupos. Advierten incluso que un enfoque común, que no reconozca el impacto de la época, la exposición o la vulnerabilidad, pueden llevarnos a una “difusión dela responsabilidad”, es asegurar, a considerar que son otras personas las que deben cambiar, no nosotros.

Mensajes basados ​​en el miedo o el asco.

Los mensajes no deben apañarse miedo o reconvención en respuesta al comportamiento de los demás, encima de no adoptar un tono dictador. “Los mensajes basados ​​en la coerción y la autoridad pueden, en algunas circunstancias, ganar grandes cambios a corto plazo, pero pueden ser difíciles de ayudar a amplio plazo”, añaden. Proseguir la tensión y la vigilancia individual no se consigue con este tipo de comunicación.

Protégete.

Este tipo de mensaje tienen un impacto común menguado, dada la poca percepción de peligro que tenemos de graves consecuencias de la infección por COVID-19 encima de ser poco probable que convenzamos de lo contrario.

Por otro flanco, mensajes del tipo “estar juntos”, que enfatizan la pertenencia a grupos, desde familias hasta el demarcación, unidos por un sentido de la responsabilidad, la solidaridad y la inclusión, son mucho más efectivos. Los mensajes deben provenir de personas de confianza, personas influyentes de las redes sociales y celebridades, en motivo de aquellos considerados partidistas o interesados y adaptarlos por época, clase, creencias culturales …

Esto es lo que somos

Este principio se friso en las reglas informales que rigen la civilización y el comportamiento del comunidad, y deben evitar centrarse en comportamientos indeseables, como “no compre pánico” o “no incumpla las reglas”.

Estos son algunos principios básicos que pueden contribuir a ayudar la necesaria “tensión” y vigilancia, que vaya consolidando las cambios necesarios que necesitamos aceptar en tiempos de COVID19.

— Leocadio Martín to leocadiomartin.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *