¿Es importante beber agua antes de entrenar?

Sí, más de lo que te imaginas. Los expertos recomiendan comenzar el entrenamiento bien hidratado y en los descansos beber pequeños sorbos. Esto permitirá que no te deshidrates durante el entrenamiento y que tu rendimiento sea mucho mejor. No hay una cantidad exacta para beber antes del entrenamiento ya que cada persona es diferente. Aún así lo más recomendado por los expertos es beber entre 500 y 600 ml incluso dos horas antes del entrenamiento.