Tonificar todo el cuerpo para principiantes

Sentadillas

Con ellas trabajarás las piernas al completo. Para empezar puedes utilizar una barra o el respaldo de una silla para sujetarte con los brazos. Abre las piernas a la anchura de los hombros, flexiona ligeramente las rodillas para relajar la tensión y apoya las manos sobre el respaldo de la silla. Con la espalda recta flexiona las rodillas como si fueras a sentarte en ángulo recto. Realiza cada serie bajando despacio y subiendo más rápido.

Flexiones

Son perfectas para tonificar el pecho, los brazos y la espalda. Lo más importante en las flexiones es mantener la espalda recta y en línea con los glúteos, como si fuera una tabla. Lo bueno que tienen las flexiones es que se puede empezar con una versión más sencilla, apoyando las rodillas en el suelo. Así te será más sencillo mantener la postura correcta.

Abdominales

Ya que tienes la postura perfecta gracias a las flexiones aprovecha para hacer abdominales. La plancha es un ejercicio sencillo, anaeróbico, ya que no tienes que moverte pero que requiere de mucho más trabajo del que parece. Apoya tu cuerpo sobre la punta de los dedos de los pies y sobre los antebrazos. Mantén tu cuerpo recto, sosteniendo los glúteos en línea y mantente así durante unos segundos. Con esta modalidad evitarás los tirones en el cuello o en los lumbares típicos de los abdominales de flexión tradicionales.

Tomado de: www.mujerhoy.com