Beneficios del ejercicio físico en diabéticos

El ejercicio físico siempre se ha incluido en las recomendaciones a las personas diabéticaspor sus efectos beneficiosos demostrados para su manejo; de hecho, actualmente es uno de los pilares del tratamiento para la diabetes.

El ejercicio físico mejora el control metabólico en nuestro cuerpo y evita las complicaciones médicas, por diferentes mecanismos:

  1. Controla la glucemia. Al realizar ejercicio físico aumenta el gasto energético de la masa muscular, órgano que dispersa y redistribuye el exceso de glucemia presente en la sangre y lo consume. De esta manera disminuye la glucemia en la sangre.
  2. Disminuye el peso corporal. La disminución del peso corporal, sobre todo la disminución de grasa visceral, aumenta la disponibilidad de la insulina. La insulina tiene cierta afinidad por la grasa y, por ende, se deposita allí. Al disminuir la grasa corporal, la insulina podrá estar presente en la sangre, donde podrá realizar su función.
  3. Activa el metabolismo. El aumento del metabolismo corporal por medio de la realización del ejercicio produce una reactivación de todos los órganos. El páncreaspodrá entonces aumentar la producción y liberación de insulina en la sangre.
  4. Cuida tu corazón. Al realizar ejercicio físico se evitan las enfermedades cardiovasculares, la complicación más frecuentemente presentada en la persona diabética sedentaria. Esto se evita porque el ejercicio físico contribuye a reducir la placa ateromatosa de los vasos, mejora la calidad del vaso sanguíneo al disminuir la oxidación precoz de las células, y fortalece el músculo cardíaco.

Además, no sólo favorece a las personas que sufren de diabetes, sino que ayuda a prevenir el desarrollo de esta enfermedad. La relación entre la actividad física y la posible prevención de la diabetes mellitus tipo 2 se sustenta en que el abandono de estilos de vida con una mayor actividad física ha supuesto un aumento de la prevalencia de diabetes.

Tomado de: Webconsultas