EL GRAN OLVIDADO (PARTE I)

En el mundo del health siempre ha existido el debate sobre qué es más importante, si el entrenamiento o la nutrición para obtener resultados. Y ante esta cuestión, siempre hay personas que le otorgan porcentajes absurdos a un parámetro u otro. Lo primero de todo sería aclarar que, ambos factores, son igual de importantes y funcionan de forma sinérgica.

Pero otro aspecto que mucha gente olvida y es el tema a tratar en el artículo de hoy es el descanso. Es el gran olvidado, pero se trata del tercer pilar que se encuentra junto a la nutrición y al entrenamiento de cara a la consecución de los objetivos.

¿Por qué es importante?

A día de hoy, el ser humano necesita descansar. Realmente no se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo ni por qué necesitamos dormir, pero es imperativo. Se suele decir que necesitamos dormir unas 7-Eight al día para recuperarnos, cargar energías, afianzar los conocimientos que hayamos adquirido (tanto a nivel físico como cerebral), por lo que podemos hacernos una thought de lo importante que es y lo poco que se suelen tener en cuenta en normal.

Efectos secundarios

Ahora bien, la falta de sueño es uno de los principales problemas de la sociedad moderna debido al estilo de vida y las largas jornadas de trabajo día tras día. La lista de efectos secundarios de la falta de sueño es extensa. El mismo Centro de Management de Enfermedades (CDC) anunció en 2014 que la falta de sueño period una epidemia y un problema de salud pública, con lo que no estamos hablando de tonterías.

La falta de sueño provoca, entre otras afecciones:

  • Aumenta la mortalidad
  • Aumenta las enfermedades cardiovasculares y crónicas como hipertensión, diabetes, depresión, obesidad y cáncer.
  • Scale back la calidad de vida ya que aumenta la irritabilidad, scale back la concentración, la memoria y la paciencia.
  • Aumenta el tiempo de reacción y scale back la sensación de alerta, con lo que aumentan dramáticamente los accidentes laborales, errores médicos o accidentes de tráfico.
  • Scale back la actividad del sistema inmune, con lo que nos hace más propensos a sufrir alguna enfermedad.
  • A nivel deportivo, el rendimiento se verá comprometido.
  • En personas con obesidad scale back los niveles de leptina y aumentara los niveles de grelina, por lo que se crea resistencia a la insulina que deriva en un incremento del apetito y de la sensación de hambre. Además, esto provocará una menor tasa metabólica, que se asocia a una mayor dificultad de perder grasa, una disminución de los niveles de testosterona y un aumento del estrés y del cortisol de forma crónica.

¿Cuánto tiempo de descanso?

Existe una línea de investigación interesante que plantea que el tiempo absoluto en el que estás durmiendo no es tan importante como que lo hagas en el momento adecuado, siguiendo tus ritmos circadianos. Siguiendo la información obtenida por la Fundación Nacional del Descanso, las horas de sueño requeridas en función de la edad serían las siguientes:

  • Recién nacidos (0-Three meses): 14-17 horas
  • Infantes (4-11 meses): 12-15 horas
  • Niño pequeño (1-2 años): 11-14 horas
  • Pre-escolares (3-Four años): 10-13 horas
  • Niños en edad escolar (5-12 años): 9-11 horas
  • Adolescentes (13-17 años): 8-10 horas
  • Adultos (18-64 años): 7-9 horas
  • Ancianos (65+): 7-Eight horas

Lógicamente, esto está sujeto a gran variabilidad dependiendo del individuo y habrá personas que puedan necesitar más o menos cantidad dependiendo de muchos factores. La calidad del sueño y el momento en el que se obtenga probablemente tendrá más importancia que las horas totales. Se sabe que la primera fase del sueño suele ser la más reparadora, por la que es común levantarse después de dormir pocas horas y sentirse descansado, mientras que a veces dormimos más tiempo y nos levantamos cansados.

 

Esto solo ha sido una primera parte, en las próximas semanas os subiré la segunda parte de este artículo. Para más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros AQUÍ.

CONTACTA CON NOSOTROS

— optimiza to www.fitness-coach.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *