Entrevista a Jesús Matos, autor de ‘Un curso de emociones’

La gestión de las emociones agrupa toda una serie de procesos psicológicos que potencian la salud psychological en situaciones muy variadas de nuestras vidas. El problema es que, a la vez, si no tenemos por costumbre aplicar a nuestro día a día hábitos que refuerzan la buena gestión emocional, nos volvemos propensos a sufrir muchos tipos de malestar.

Para comprender más acerca de esta faceta del equilibrio emocional, en esta ocasión entrevistamos a Jesús Matos Larrinaga, psicólogo afincado en Madrid que ha publicado recientemente el libro Un curso de emociones.

«Un curso de emociones»: aprendiendo a convivir con nuestro lado emocional

Jesús Matos Larrinaga es psicólogo especializado en psicoterapia, Director del centro En Equilibrio Mental, y autor de los libros Buenos días, alegría y Un curso de emociones, publicado en este mes de abril a través de Ediciones Urano. Actualmente, este experto en salud psychological tiene una importancia presencia en medios de comunicación y ha participado en varias charlas TED. En esta entrevista nos habla sobre su último libro, repleto de información útil y de pautas para aprender a gestionar nuestras emociones.

¿Cómo se te ocurrió la thought principal que está en la raíz de «Un curso de emociones»?

Fue un proceso que empezó hace unos three años, en el que a raíz de las nuevas investigaciones en psicología comencé a incorporar nuevas técnicas a las intervenciones que venía haciendo con mis pacientes. Descubrí que el potencial que tenían estas herramientas period tremendo y empecé a visualizar la posibilidad de escribir un handbook en el que paso a paso se describiese todo el proceso de gestión de emociones.

Me apetecía aportar mi granito de area a aquellas personas que nunca se habían planteado ir a un psicólogo pero que necesitaban un empujón a la hora de aprender a gestionar emociones. Así que intenté escribir una obra que fuese fácil de leer y de implementar a nuestro día a día.

Un curso de emociones

¿A qué personas recomendarías esta obra especialmente?

Lo bueno que tiene este libro es que cualquier persona puede aprender de él y desarrollar nuevas herramientas para hacer frente a las dificultades emocionales del día a día.

Por desgracia, somos una sociedad, que, en niveles generales, tiene poco conocimiento sobre el manejo eficaz de las emociones. La consecuencia de ello son los niveles tan altos de trastornos mentales y consumo de psicofármacos que tenemos en nuestro país.

Recomendaría su lectura a todos aquellos a quienes les apeteciese desarrollar nuevas estrategias para conocerse un poco mejor y para enfrentar los retos de la vida.

Al closing, el libro es un handbook para incrementar nuestra inteligencia emocional, y lo que nos dicen los estudios es que las personas con alta inteligencia emocional suelen tener niveles altos de salud psychological y salud física, relaciones sociales más satisfactorias, empleos con los que se sientes más identificados y niveles más altos de bienestar psicológico, que en definitiva es lo que todos deseamos.

El libro incluye una serie de ejercicios prácticos para no quedarse solo en la teoría. ¿Cualquier persona puede aplicarlos a su día a día, aunque no tenga experiencia previa en el uso de pautas de gestión emocional?

Lo bueno del libro es que la información está pensada para ir paso a paso, tanto si ya tenemos cierto bagaje en esto de gestionar emociones como si es la primera vez que nos acercamos a un libro de este tipo.

Además, en él se incluyen técnicas y herramientas bastante novedosas, que probablemente sorprendan a más de uno que ya tiene cierta experiencia y conocimiento sobre las emociones.

¿Qué criterios has utilizado para elegir las técnicas de gestión emocional de las que hablas en «Un curso de emociones»?

El primer criterio ha sido científico, es decir, solamente incluir técnicas que hayan demostrado sobrada eficacia en estudios controlados. Quería asegurarme de que el resultado closing funcionase de verdad y no fuese otro libro que solamente cube lo que el lector quiere leer.

Un segundo criterio ha sido mi experiencia private y como psicólogo con respecto a estas herramientas. He querido condensar todo lo que he aprendido en estos 10 años de ejercicio en los que he tenido la oportunidad de atender a más de 2000 personas.

Algo que hago siempre, antes de empezar a utilizar una técnica en consulta, aparte de haberme formado y haber comprobado que tiene sobrada eficacia científica, es probarla conmigo mismo, para poder experimentar lo que las personas que acuden a mi van a sentir. Por lo que al closing, las técnicas incluidas en el libro, son el resultado de muchos procesos de cribado.

Una de las concepts más importantes que explicas en el libro es que muchos problemas de tipo psicológico están reforzados por nuestros intentos de «bloquear» las emociones negativas. ¿Crees que este es un error en el que las personas caen con frecuencia?

Creo que es el principal error que cometemos a la hora de gestionarnos. Es lógico que así sea, ya que lo que nos cube el sentido común es que tenemos que apartarnos de lo que nos hace sentir mal y acercarnos a aquello que nos hace sentir bien. Ahí está la trampa, en muchas ocasiones, intentamos escapar de nuestras emociones buscando la satisfacción a corto plazo, pero sin quererlo, esto nos mete en una espiral de sufrimiento.

Lo que nos dicen los estudios científicos es que el estilo de afrontamiento emocional de evitación, es decir, tratar de no sentir, está muy relacionado con niveles altos de depresión y ansiedad. El camino para gestionar nuestras emociones pasa por su aceptación, nunca por los intentos de evitación.

En este sentido, me he encontrado con que muchos libros que abordan la misma temática recomiendan técnicas que fomentan la evitación emocional, por lo que puede ser que esta perspectiva sorprenda al lector.

¿En qué aspectos del día a día se empieza a notar primero que nuestra gestión emocional ha mejorado, una vez nos ponemos a trabajar en los hábitos que conducen a ello?

Lo que suelen experimentar las personas que comienzan a gestionar emociones con eficacia es que están mucho más presentes en su vida, atienden mucho más a lo que están haciendo, en lugar de estar tan enredados en sus pensamientos. Además, cuando hemos aprendido a no huir de nuestras emociones, comenzamos a tener una relación totalmente distinta con ellas, comenzamos a integrar toda la información que nos dan y empiezan a emerger pensamientos mucho más adaptativos.

Lo bueno de este proceso es que nunca acaba, cuando modificamos la relación que tenemos con nuestras emociones y con nuestros pensamientos comenzamos a relacionarnos de otra manera con la vida, y esto es muy potente, ya que las emociones están presentes en todas las áreas vitales, lo que nos puede permitir comenzar a afrontar cambios que puede que llevásemos años evitando.

— Bertrand Regader to psicologiaymente.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *