,

¿Esto es Magia o es Coaching?

Hace un tiempo mantuve una charla muy interesante con un catedrático de la Universidad de Salamanca. Le comentaron que había legado un seminario de Manutención Emocional, en donde hablaba de cómo nuestras emociones pueden afectar a nuestra vida, y en la que los alumnos dieron unos testimonios impresionantes.

Me preguntó cómo lo había conseguido, ¡y si hacía brujería! Yo sonreí ¡y le di las gracias! Le expliqué que no era brujería de ninguna modo, sino que tuve la gran suerte de conocer herramientas muy prácticas con las que poder mirar la vida desde otra perspectiva, una más dispuesto y positiva.

¿Imaginas que igual que te enseñan matemáticas, te enseñaran a ejecutar tus emociones? ¿ Y de la misma modo que te enseñan el jerigonza, te enseñaran a utilizar efectivamente el jerigonza del éxito y la bonanza? Sería MARAVILLOSO.

Cuando comencé a estudiar Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolinguística asimismo pensaba que era brujería, posteriormente de cada clase, llegaba a mi casa impresionada, gratamente sorprendida y muy removida.

Me di cuenta de que todos tenemos una capacidad infinita para conseguir todo lo que nos propongamos, que el miedo, por lo militar es una ilusión que nos frena y nos impide impresionar donde queremos, que la diferencia entre las personas que logran ser felices a diferencia de las que no, es que, a pesar del miedo ¡actúan!

Comprendí que los fracasos no existen, que lo que existe son los resultados y somos nosotros los que a ese resultado, le aportamos un significado. Descubrí que muchas veces, esos significados pueden ser negativos y en vez de ayudarnos a avanzar, nos detienen e incluso nos pueden hacer retroceder.

Descubrí que la vida es AHORA, y que muchas de mis creencias que pensaba que determinaban mi vida, eran simplemente una herencia que se habían convertido en mis leyes de vida sin impresionar a cuestionármelo… Hoy soy consciente de que puedo nominar en qué creer y en que no.

Me di cuenta de la gran responsabilidad que tiene cada persona de forjar su vida y su destino, que la vida no pasa… TÚ haces que pase.

Aprendí que el pasado es un empleo de remisión y no de residencia, y que tú eres quien elige qué devolver del pasado al presente y si ser víctima o protagonista.

Incluso descubrí que la ansiedad es exceso de futuro, que efectivamente el momento en el que podemos hacer poco es en el PRESENTE. Adicionalmente como su nombre indica, el presente es un regalo y es que, el simple hecho de estar aquí y tener vida, ya es un regalo.

El presente se crea, se siente, se vive, se disfruta y se aprende.

¿Y lo mejor de todo? Que como no está escrito, por lo cual, puedes ir escribiendo cada segundo, mediante tus elecciones, y no me refiero sólo a elecciones físicas, sino asimismo a tus elecciones internas.

¿Qué eliges creer? ¿Qué eliges percibir? ¿Qué eliges hacer? Y comprendí que cuando consigues una coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos estamos en el camino del crecimiento, la bonanza y el éxito.

Quizás sea brujería o quizás simplemente lo que siempre debimos suceder hecho, pero que nadie nos enseñó…

Y tú, ¿Qué piensas?

Si quieres conocer las mejores herramientas para ejecutar tus emociones y educarse a disfrutar al completo del presente, en mi ejemplar Manutención Emocional, ¡encontrarás las claves para poder conseguirlo! Interiormente del enlace, por si quieres comprender mejor en qué consiste mi ejemplar, encontrarás un cogollo para descargarte un pequeño fragmento del ejemplar graciosamente.

ADQUIERE EL LIBRO AQUÍ

 

Bueno preciosa, espero que disfrutes mucho de la repaso de este post y del fragmento de balde de Manutención Emocional.
Por confianza déjanos tus comentarios bajo este post y asimismo tus sugerencias de qué temas te gustaría que tratáramos.

Estaremos encantadas de entender de ti y apoyarte en todo lo que podamos.

Un estrujón,

Fran Sabal.

Comparte ¿Esto es Sortilegio o es Coaching? en tus Redes Sociales

Incluso te puede interesar…

— Fran Sabal to escueladenutricionemocional.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *