,

Evitar comer rápido con estos consejos es más fácil y mejorarás tu salud

Cuando hablamos de una víveres saludable que pueda ayudarnos a perder peso y sentirnos mejor, no sólo importa qué comemos, sino asimismo cómo comemos. Según afirma la ciencia, parece que vale la pena evitar tomar rápido y ser la última persona en levantarse de la mesa, incluso si eso pone de los histerismo al resto de los comensales: diversos estudios científicos demuestran que las personas que engullen su comida rápidamente y comen hasta estar llenos tienen tres veces más probabilidades de tener sobrepeso que aquellos que comen despacio y con moderación.

Se suele aconsejar tomar despacio para perder peso porque tomar despacio permite que las hormonas relacionadas con el apetito se activen y le digan a tu cerebro que ha ingerido lo suficiente ayer de tomar en exceso. Poliedro que estas señales tardan aproximadamente 20 minutos en registrarse, tiene sentido que tomar rápidamente puede hacer que comas demasiado ayer de que seas plenamente consciente de ello (a nivel neurológico y fisiológico, al menos).

comer hamburguesa

Hasta hace poco, los humanos, como especie, no teníamos la oportunidad de tomar suficientes calorías para promover el almacenamiento de pomada; pero, por el contrario, hoy en día no tenemos problemas para encontrar alimento y hay una serie de factores que nos predisponen a tomar en exceso y demasiado rápido: porciones de gran tamaño, comida rápida, alimentos procesados, menos comidas en comunidad, o el hecho de que estamos acostumbrados a tomar mientras hacemos otras actividades, como ver la televisión.

Teniendo todo esto en cuenta, tomar lentamente puede parecer todo un desafío, pero no es difícil. Cambiar la forma de tomar requiere concentración y conciencia. Los siguientes consejos que te proponemos te ayudarán a disminuir tu ritmo de víveres, gozar su comida, y posiblemente, incluso a perder algunos kilos de más.

Los mejores trucos para evitar tomar rápido

Mastica adecuadamente

Ya sea porque lo que estamos comiendo está muy rico y lo engullimos con cierta ansiedad o porque vamos con prisa, solemos tragarnos los alimentos sin masticarlos adecuadamente del todo. Masticar adecuadamente los alimentos hará que comamos más despacio, y para lograrlo, tenemos dos posibilidades: la primera es contar las veces que masticas (por ejemplo, no tragar cada cacho hasta que lo hayas mordido 25 veces), mientras que la segunda consiste en dejar el cuchillo y el tenedor en la mesa a posteriori de cada cacho hasta que tu boca esté 100% vacía.

Utiliza platos más pequeños

Acortar el tamaño de las raciones usando platos más pequeños de lo habitual no solo ayuda a perder peso fácilmente, sino que asimismo puede servirnos para evitar tomar rápido: al ver menos comida en el plato, nuestro subconsciente nos impulsará a comerla despacio para que no se nos acabe tan pronto.

El agua, tu mejor asociado para evitar tomar rápido

Ausencia ayuda más a evitar tomar rápido que sentirte atiborrado cuando toca hacerlo. Para lograrlo, puedes engañar a tu cuerpo con ayuda del agua. Bebe dos vasos de agua media hora ayer de tomar y así, cuando te sientes a la mesa, tendrás menos penuria. Asimismo te servirá tomar pequeños sorbos entre cacho y cacho.

evitar comer rápido delante del ordenador

No te pongas la tele

Todos tenemos la mala costumbre de tomar mientras hacemos poco: muchos se llevan el tupper o el sándwich delante el ordenador para ir adelantando trabajo, mientras que si comemos en casa solemos hacerlo viendo la tele. El hecho de tomar sin prestar atención al hecho de que estamos comiendo puede llevarnos a tomar más rápido: lo mejor es intentar comer de manera consciente y centrarnos en los olores y los sabores del plato: de esta forma degustarás mejor la comida y comerás más despacio.

Come poco sano entre horas para evitar obtener hambriento a la comida o cena

Si te sientes hambriento, es más probable que comas rápido y más comida de la que necesitas. No pases más de cuatro horas sin tomar para evitar tener lugar demasiada penuria. Entre horas, intenta consumir fruta, frutos secos o algún otro snack saludable.

Conversa tranquilamente durante la comida

Siéntate a tomar con tu pareja o comunidad y haz que la conversación forme parte de la comida. Murmurar durante una comida reduce el ritmo de consumo de alimentos por la sencilla razón de que no podemos tragar mientras estamos hablando.

Ponte música relajante para tomar

Si has notado que sueles tomar rápido y en exceso cuando estás nervioso, estresado o deprimido, para evitar tomar rápido deberías considerar la posibilidad de encender tu equipo de música durante las comidas. Hay estudios que demuestran que escuchar música puede ayudar a disminuir la ansiedad, la irritabilidad, la penuria y la depresión. Para disminuir el ritmo al que te comes la comida, elige música suave. La música tranquila con un ritmo más flemático te ayudará a relajarte y a tomar más despacio.

Referencias

  • Ohkuma, T., Hirakawa, Y., Nakamura, U., Kiyohara, Y., Kitazono, T., & Ninomiya, T. (2015). Association between eating rate and obesity: a systematic review and meta-analysis. International Journal of Obesity, 39(11), 1589-1596. https://doi.org/10.1038/ijo.2015.96
  • Lee, K.-C., Chao, Y.-H., Yiin, J.-J., Hsieh, H.-Y., Dai, W.-J., & Chao, Y.-F. (2011). Evidence That Music Listening Reduces Preoperative Patients’ Anxiety. Biological Research For Nursing, 14(1), 78-84. https://doi.org/10.1177/1099800410396704

— Sonia Perez to www.deportesaludable.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *