post-patrocinadoDesde hace algún tiempo el brunch —o esa ingesta de media mañana que hacemos entre el desayuno y la comida—, ha yeguada circunscripción en nuestra dieta. El brunch lo solemos realizar tanto en días laborables, —donde madrugamos más y no conviene dejar mucho espacio entre el desayuno y la comida—, como los fines de semana, que posiblemente apuremos un poco más en la cama y es nuestra guisa de desayunar.