Entradas

,

Por qué nos enganchamos al “doomscrolling” y cómo superar la adicción a las malas noticias

Por qué nos enganchamos al “doomscrolling” y cómo superar la adicción a las malas noticias

La pandemia mundial de COVID-19 ha sacado a pasear a uno de los instintos más difíciles de reprimir en la profesión periodística: el catastrofismo. Cualquier anuncio relacionada con una amenaza captura la atención de las personas con decano poder que una anuncio habitual, así que los medios de comunicación, que viven de capturar atenciones, las utilizan desde siempre. Incluso se podría argumentar que esta misma anuncio que estás leyendo cae en la misma trampa, porque te explica por qué si lees muchas telediario catastrofistas tu cerebro resulta perjudicado.

Lo que se ha podido comprobar durante la pandemia de COVID-19 es que hay un aumento de las personas que pasan horas leyendo telediario negativas. Esta experiencia se ha denominado en inglés doomsurfing o doomscrolling, de la palabra ‘doom’, que se puede traducir como condenación o amargo destino. Las palabras han sido incorporadas al diccionario Merriam-Webster precisamente a causa de la pandemia.

Las telediario catastrofistas no son necesariamente falsas, aunque algunas igualmente lo sean. Baste con que se enfoquen en las consecuencias negativas de poco. El año 2020 ha sido especialmente fértil en esta negra cosecha: la pandemia de COVID-19, los muertos, el colapso de la sanidad, las protestas, los asesinatos racistas en EEUU, el desempleo, las revueltas en otros países, el inexorable cambio climático y, en términos generales, la política. Si quieres amargarte, hay un menú extenso y variado esperándote en Twitter y Facebook.

Pero ¿por qué se produce la anexión a las malas telediario? En 2014 el diario ruso The City Reporter decidió publicar solo buenas noticias durante un día completo, con titulares como “No hay atascos en la autopista a pesar de la cocaína” o “Las obras del túnel estarán terminadas a tiempo”. Su audiencia cayó a una tercera parte.

La incumplimiento no es de los medios. Los seres humanos procesamos los datos negativos más rápido y más exhaustivamente que los positivos, y los recordamos durante más tiempo. Socialmente, invertimos más en evitar la mala reputación que en construir una buena. Emocionalmente, nos esforzamos más en evitar conflictos que en crear buen rollo.

El cerebro humano presenta una preferencia por lo cenizo, que está asociada al instinto de supervivencia. La región del cerebro señal amigdalitis, encargada de procesar el miedo y la respuesta de “lucha o huida”, tiene dos tercios de sus neuronas dedicadas a procesar emociones negativas, respondiendo inmediatamente y activando el almacenamiento en la memoria a extenso plazo.

No es de apartar. En un entorno natural, si no sabemos qué causa ese movimiento en los matorrales tenemos más probabilidades de sobrevivir asumiendo que es un tigre que pensando que se alcahuetería de uno de la tribu aliviándose. El precio de pensar en positivo y equivocarse es muy suspensión.

Al mismo tiempo, cuanto más conozcamos sobre lo que hay detrás del matorral, más probabilidades tendremos de reaccionar la próxima vez. La indigencia de vigilar más sobre las posibles amenazas es lo que nos lleva a pararnos a ver qué ha ocurrido cuando hay un accidente de tráfico, y igualmente a estudiar telediario catastróficas en Facebook.

Esta tendencia al morbo está amplificada por la tecnología. La información que se nos sirve en Google o Facebook está seleccionada por algoritmos que refuerzan aquello en lo que más interés mostramos. Si buscamos o hacemos clic en telediario catastróficas, veremos más telediario catastróficas.

Los posesiones psicológicos del uso compulsivo de las redes sociales ya se han estudiado, y se ha podido ver que se asocia a la ansiedad, provocada por la envidia en torno a otras personas, y la depresión en militar. Las redes sociales pueden tener un efecto positivo en la lozanía mental, pero solo cuando su uso está separado de una reacción emocional, y eso no es lo que ocurre con el doomscrolling, sino más proporcionadamente lo contrario.

La pandemia de COVID-19 ha producido un aumento de los trastornos psicológicos en todo el mundo. En España, un estudio de la población durante el principio del confinamiento reveló cifras de entre el 15 y el 20% de incidencia de la depresión, ansiedad y estrés postraumático, agravándose en el caso de las mujeres y las personas con trastornos anteriores.

Lo extremo que necesitamos es aumentar nuestra ansiedad y depresión con una obsesión mórbida por las malas telediario. ¿Qué hacer? Estas son algunas posibles soluciones:

The amygdala and the experience of affect

La amigdalitis y la experiencia del afecto

El afecto cenizo, medido durante el procedimiento de muestreo de experiencias del año precedente, se correlacionó positivamente con la activación de la amigdalitis en respuesta a estas breves presentaciones de las representaciones del miedo.

The Impact of Rubbernecking on Urban Freeway Traffic

El impacto de los mirones en el tráfico urbano de las autopistas

Los datos indicaron que en torno a del 10% de los accidentes fueron causados por los mirones, y que la retraso media causada por la presencia de mirones en la dirección opuesta fue de 107 veh∙hr.

Research Note—Why Following Friends Can Hurt You: An Exploratory Investigation of the Effects of Envy on Social Networking Sites among College-Age Users

Nota de investigación: por qué los amigos que siguen pueden hacerte daño: Una investigación exploratoria de los posesiones de la envidia en los sitios de redes sociales entre usuarios de existencia universitaria

Al surgir en respuesta al consumo de información social, se ha demostrado que la envidia está asociada con un pequeño bienestar cognitivo y dulce, así como con un aumento de la autoestima reactiva.

ASSOCIATION BETWEEN SOCIAL MEDIA USE AND DEPRESSION AMONG U.S. YOUNG ADULTS

ASOCIACIÓN ENTRE EL USO DE LOS MEDIOS SOCIALES Y LA DEPRESIÓN ENTRE LOS ADULTOS JÓVENES DE LOS ESTADOS UNIDOS

El uso de los medios sociales se asoció significativamente con el aumento de la depresión. Dada la proliferación de los medios sociales, la identificación de los mecanismos y la dirección de esta asociación es fundamental para informar las intervenciones que abordan el uso de los medios sociales y la depresión.

Association of Social Media Use With Social Well-Being, Positive Mental Health, and Self-Rated Health: Disentangling Routine Use From Emotional Connection to Use

Asociación del uso de los medios sociales con el bienestar social, la lozanía mental positiva y la lozanía autovalorada: Desenredando el uso rutinario de la conexión emocional al uso

Los datos de una muestra representativa a nivel doméstico (n = 1.027) de adultos estadounidenses mostraron que, si proporcionadamente el uso rutinario se asocia con resultados de lozanía positivos, la conexión emocional con el uso de los medios sociales se asocia con resultados de lozanía negativos. 

Mental health consequences during the initial stage of the 2020 coronavirus pandemic (COVID-19) in Spain

Consecuencias para la lozanía mental durante la etapa original de la pandemia de coronavirus de 2020 (COVID-19) en España

El 18,7% de la muestra reveló síntomas depresivos, el 21,6% de ansiedad y el 15,8% de TEPT. […] el sexo femíneo, los diagnósticos previos de problemas de lozanía mental o trastornos neurológicos, los síntomas asociados al virus, o aquellos con un pariente cercano infectado se asociaron a una decano sintomatología en las tres variables.

source https://www.eldiario.es/tumejoryo/enganchamos-doomscrolling-superar-adiccion-malas-noticias_1_6186906.html

-- conecta to www.operaciontransformer.com

,

Ortorexia: La adicción a consumir alimentos sanos

Ortorexia

La ortorexia es un desorden alimenticio en el que la persona se rige a un precioso plan de comestibles en el que solo consume aquellas cosas que considera saludables.

El problema es que todo llevado al extremo puede resultar en un completo desastre de los sistemas internos del cuerpo, por carencia de componentes esenciales como vitaminas, minerales y grasas. Para alimentarnos correctamente es necesario transigir un plan de ingestión adecuado y siempre podemos acudir a un dietista online que nos ayude en caso de no tener los conocimientos necesarios.

¿Qué es la ortorexia?

La ortorexia es un trastorno alimenticio asociado a los trastornos obsesivo compulsivos, en este sentido la persona difícilmente se percata de la falencia y se centra en lo que supuestamente está haciendo admisiblemente.

En este sentido, las personas que padecen de ortorexia suelen nacer con comportamientos que en primera instancia pueden parecer saludables pero al llevarlos al extremo se convierten en un potencial peligro.

Eliminar grasas y azucares de la dieta suele ser un primer paso luego se viene una compleja obsesión por asimilar de asimilar quÉ aporte trae cada alimento.

Estas personas eliminan rápidamente de su dieta cualquier cosa que les parezca potencialmente perjudicial, incluidas frutas y verduras puesto que el problema puede dar giros inesperados como pensar que los fertilizantes o pesticidas están en las frutas, o que son alimentos modificados a nivel genetico, etc.

Es importante destacar que si admisiblemente la ortorexia pertenece al familia de trastornos alimenticios, a diferencia  de otros no tiene que ver directamente con la percepción del cuerpo, sino con los estados de salubridad.

Aunque la mayoría de los casos se relacionan con problemas de autoimagen y excesivo cuidado, el monto de angustia no viene del cuerpo sino de la idea de manducar cosas poco saludables.

Principales síntomas de la ortorexia

Normalmente la ortorexia se asocia a otros desordenes alimenticios y desordenes de la imagen como son la anorexia y la dismorfia corporal, ya que estos pueden ser el transporte que transmite la ansiedad a los alimentos que se ingieren.

El paciente empieza a mostrar un interés colosal por los alimentos que ha de consumir, sobre todo en aquellos que según su parecer contienen poco que puede afectar su cuerpo. Se acento de afectación si una persona pasa más de tres horas diarias buscando información sobre los alimentos.

Luego, estos alimentos son eliminados de la dieta y por lo común en los pacientes con ortorexia no son reemplazados por otros suplementos naturales o sintéticos.

Se da una planificación excesiva frente al futuro consumo de alimentos, así la persona se ocupa por largos ratos en planificar sus comidas del venidero día, y más si debe correr o ir a algún empleo.

A raíz de los particulares hábitos alimenticios, las personas que sufren de ortorexia  prefieren el aislamiento social y evitan reuniones y eventos que potencialmente puedan exponer su condición.

Este aislamiento puede alcanzar a casos severos donde la persona definitivamente no quiere tener contacto con amigos o familiares. Por lo menos no al momento de tocar el tema de las comidas.

Todo lo preparatorio se configura como un gran problema y puede alcanzar a una afectación decano, desatando episodios de estrés, crisis de ansiedad, e incluso transigir al paciente a estados depresivos.

Esto se debe a varios factores, entre ellos debemos tener en cuenta el calidad de afectación relacional, puesto que evidentemente, a decano aislamiento decano posibilidad de alcanzar a un estado como los mencionados en el párrafo preparatorio.

Por otro costado, y esto es un divisor global entre los pacientes con ortorexia, el problema con la comida no es la cantidad o el sabor, sino la calidad de los alimentos.

En este sentido, es posible que el paciente se deje tentar por algunos de los alimentos que considera insanos. Esto puede crear un cachas autoreproche y transigir al paciente a crisis nerviosas por un cachas sentimiento de delito.

Peligros de la ortorexia

En principio, puede parecer harto inocente y poco peligroso el cuidar lo que se come con miedo. Pero en el caso de la ortorexia el paciente no puede contar la idea, y desarrolla una obsesión que se tramita evitando de conmoción manducar ciertas cosas.

Como resulta evidente eliminar de raíz algunos alimentos de nuestra dieta puede crear severos problemas de salubridad y descompensar la mayoría de los sistemas.

En primera instancia y como consecuencia razonamiento tenemos la anemia y la desnutrición, estos aparecen en los primeros momentos de la enfermedad y son relativamente fáciles de detectar.

Es global en estos casos que la persona elimine inicialmente las carnes, grasas y azucares de su dieta, en este sentido deja de ingerir minerales esenciales casi irremplazables por lo que su cuerpo no esta despierto para aprovechar adecuadamente las vitaminas que consuma.

Esto puede desatar una hipervitaminosis o en su defecto una hipovitaminosis, puesto que no tiene forma de regular la cantidad de vitaminas y oligoelementos asimilados por el cuerpo.

Es importante mencionar que la desatiendo de algunas vitaminas como la B12 puede descompensar el funcionamiento cerebral, esto puede transigir a episodios de confusión y afición mental, campo valentísimo para que la obsesión tome el control.

Factores de aventura de la ortorexia

Se ha detectado que puede poseer una predisposición genética cerca de la ortorexia con cadenas familiares que presentan o han presentado distintos desordenes alimenticios.

Por otro costado, esta afección del orden de las ideas se relaciona fuertemente con el estilo de vida. Es global que quienes la padecen tengan decano poder adquisitivo, lo que les permite siempre estar al tanto de lo que se consume.

En este sentido, las personas que no tienen muchos posibles, no logran darle anchas a su enfermedad por lo que difícilmente, esta logre acaecer a mayores.

Por otro costado y aunque no es una afección directamente de la imagen del cuerpo, deportistas, fisiculturistas y modelos son los más afectados por esta enfermedad.

La momento es otro divisor a tener en cuenta, normalmente podemos observar la enfermedad claramente entre personas de 20 a 35 primaveras, aunque en el caso de las mujeres esto suele tumbarse por mucho más tiempo.

Es cardinal destacar que este trastorno puede afectar fuertemente a personas que se están recuperando de problemas de obesidad. Su nuevo estilo de vida los lleva al extremo y pone en aventura su salubridad.

Es importante resaltar que durante el proceso de pérdida de peso se pueden dar topes de desnutrición aun cuando la persona siga con sobrepeso.

Posibles tratamientos para la ortorexia

En un sentido precioso, es necesario iniciar por la recuperación fisiológica, esto es esencial antaño de asaltar cualquier aspecto psicológico, puesto que es irrealizable pensar en hacerle terapia a una deficiencia alimenticia.

Luego de esta salvedad, la persona debe trabajar fuertemente en aspectos relacionados con su comportamiento y costumbres adquiridas con relación a la obsesión.

Se recomienda la terapia cognitivo conductual como la que mejores resultados clínicos presenta frente a la ortorexia, el cambio de percepción y de comportamiento frente a los alimentos, es cardinal para evitar una recaída en estados fisiológicos peligrosos.

En muchos de los casos la obsesión no logra erradicarse totalmente pero se puede alcanzar a controlar y equilibrar, a fin de que no afecte mayormente los aspectos relacionales y de salubridad.

Esperamos que quede harto claro lo que es la ortorexia y sus implicaciones. Como siempre animamos a no quedarte con dudas al respecto del tema. Deja un comentario y responderemos lo más preciso posible a cada inquietud.

— Karla Arango to psicocode.com

,

«La adicción a la tecnología puede ser la nueva pandemia»

Las nuevas tecnologías son a la vez causa y posible solución de muchos de los problemas psicológicos en nuestra period. Infinidad de herramientas que prometen hacernos la vida más fácil, paradójicamente, también pueden generar adicción o mantenernos pendientes de asuntos que deberían ser secundarios.

En esta tesitura, muchos psicólogos empiezan a advertir que un mal uso de las tecnologías puede desembocar en trastornos físicos y psíquicos. Recientemente, la DGT lanzaba un dato preocupante: cada año se registran cerca de 400 muertes por el uso indebido del smartphone, la mayoría de ellas por distracciones al volante que desembocan en siniestros.

Conversamos con Pol Osés acerca de las nuevas tecnologías y la psicología

Hemos podido conversar con Pol Osés, uno de los psicólogos más reconocidos en la capital catalana, sobre esta dualidad tecnología-vida. ¿Qué factores tenemos que tener en cuenta para hacer una aproximación saludable a la tecnología? ¿Han aumentado los casos de adicción durante la cuarentena? ¿Cómo se intenta gestionar esta realidad desde la intervención psicológica? Osés nos ayudará a comprender todo esto.

Bertrand Regader: ¿Cómo se relacionan la tecnología del día a día (smartphones, tablets, ordenadores) con nuestra salud psychological? ¿La pandemia del Covid-19 puede haber acelerado este proceso de ‘tecnologización’ de nuestra sociedad?

Pol Osés: Hay una concepción normal de que se hace un mal uso de las nuevas tecnologías en las sociedades actuales, la cual según mi punto de vista, se corresponde bastante con la realidad.

¿Hemos de educar para que se haga un uso saludable de las nuevas tecnologías? Sin lugar a dudas. En los últimos 20-25 años, ordenadores, web y smartphones han llegado a nuestras vidas para transformarlas en tiempo récord, lo cual no debe asustarnos, pero sí hemos de comprender que un mal uso de estos, puede tener consecuencias muy negativas para nuestra salud psychological.

Adicción a las RRSS, sedentarismo, falta de habilidades sociales, problemas de sueño o ansiedad entre otros, son algunos de los problemas que se pueden llegar a desarrollar si se hace un mal uso de las nuevas tecnologías. Estas, son una herramienta muy potente que pueden hacer nuestras vidas mejores y más fáciles siempre y cuando tomemos consciencia de sus beneficios y perjuicios asociadas a su uso.

A la segunda parte de la pregunta, sin ninguna duda este período de confinamiento en casa nos ha obligado a realizar muchas gestiones, tareas o momentos de entretenimiento a través de entornos virtuales. Trabajo desde casa, reuniones con amigos o familiares, compras, gestiones bancarias, visitas médicas, and so forth., son un ejemplo de algunas, esta situación ha acelerado el proceso de transformación hacia una sociedad más digital y donde la tecnología está más presente cada día.

Atiendes muchos casos de personas que tienen ciertas dificultades a la hora de gestionar su tiempo delante de la pantalla. ¿Cuáles son los métodos de terapia más efectivos a la hora de mejorar esta faceta?

En los últimos años la frecuencia de pacientes con problemas vinculados especialmente a un uso excesivo de los smartphone ha aumentado considerablemente, la dependencia que genera sobre algunas personas es muy alta y esto deriva en problemas tanto físicos como psicológicos.

Descompensaciones en los sistemas de recompensa del cerebro, ansiedad, estrés, insomnio, problemas posturales o dolor de cabeza son algunos de los problemas que puede generar pasar demasiadas horas delante de una pantalla.

En caso de encontrarme con estos casos lo más routine es utilizar la terapia cognitivo-conductual para desactivar ciertos hábitos y construir un nuevo modelo de conducta en relación al uso de las nuevas tecnologías. Es importante destacar que previamente debe hacerse un profundo análisis de todos los ámbitos vitales de la persona, ya que este tipo de adicción, así como cualquier otra, tiene el origen en desequilibrios emocionales que llevan a desarrollar conductas desadaptativas, en este caso de dependencia/adicción sobre los smartphones o los videojuegos por ejemplo.

PC

Se da la paradoja de que existen interesantes recursos tecnológicos que nos permiten racionalizar el uso y abuso de devices electrónicos. ¿Cuáles son los que crees que pueden ser más interesantes?

Exactamente. Este uso puede ser muy positivo siempre y cuando, obviamente, no exista un problema de adicción al smartphone de base. Si se trata de dotar de herramientas al usuario para problemas como la ansiedad o el estrés subclínicos, por ejemplo, hay apps interesantes y que pueden ser útiles. De todos modos, la premisa debe ser que nunca podemos sustituir la terapia psicológica por estos recursos… Son recursos valiosos y prácticos, pero siempre deben ir de la mano de un abordaje profesional y personalizado.

Dicho esto, suelo estar al día de las nuevas aplicaciones que tienen como objetivo mejorar algún aspecto psicológico o psicopatológico. La más que conocida Calm es interesante porque nos acerca al mundo de la meditación de un modo muy estudiado. Asimismo, también recomiendo la app Meyo, que además ha sido desarrollada en España y que ofrece una variedad muy grande de recursos con los que comprender la salud psychological y afrontar distintas problemáticas de tipo psicológico y emocional.

Con el confinamiento, se abre la veda a que muchos no sepamos poner fin a la jornada laboral y sigamos teletrabajando durante más horas de las debidas. ¿Crees que los casos de síndrome de burnout aumentarán con esta ‘nueva normalidad’ en que el trabajo en remoto ganará terreno?

Muy probablemente, porque como te he ido comentando a lo largo de la entrevista, son nuevas realidades de las que hemos de ir aprendiendo a base de prueba-error, generando conocimiento al respecto y con el paso del tiempo definiendo rutinas y hábitos que hagan suitable y saludable trabajar desde casa.

Actualmente nos encontramos con casos en que el conocido en inglés como “Dwelling workplace” está provocando una no disociación entre el tiempo/espacio del trabajo y de la vida private. Como consecuencia, debido a que de las horas que estamos despiertos un 50-60% las dedicamos al trabajo, esto provoca que el trabajo vaya representando un % mayor de nuestro día sino respetamos nuestros horarios de inicio y finalización de jornada laboral, horas de sueño, comidas, descansos entre horas, o el hecho de no ser igual de productivos en casa que en el trabajo y que eso desemboque en una extensión de la jornada laboral.

Si no conseguimos separar bien dentro de un mismo espacio lo profesional de lo private los casos de síndrome de burnout aumentarán considerablemente.

Por lo tanto, es recomendable delimitar un espacio para trabajar en casa que dediquemos exclusivamente para ello, lo cual por un lado nos aísle de todo tipo de distracciones que tenemos en casa y al mismo tiempo, cuando nuestra jornada laboral termine o tengamos un descanso, podamos cerrar una puerta y aislar de alguna forma todo lo que asociamos con el trabajo (portátil, móvil, libretas, documentos, and so forth.).

Además de las consecuencias negativas que ya hemos comentado, intentemos sacar la parte positiva a este proceso en el que estamos inmersos… ¿Qué ventajas encuentras como psicólogo de la salud a esta nueva realidad?

Las ventajas asociadas al trabajo desde casa son muchas, pero llegarán siempre y cuando apliquemos todas las recomendaciones mencionadas anteriormente y seamos conscientes de la parte perjudicial que puede conllevar no hacerlo.

Principales ventajas están asociadas a la optimización de recursos, tiempo, dinero y energía.

Si antes pasábamos 45 minutos para desplazarnos a nuestro lugar de trabajo, ahora nos ahorraremos este tiempo de ida y de vuelta. Evitaremos el desgaste físico y psicológico que genera desplazarse en horas punta en transporte público o privado en zonas urbanas, además de los costes derivados de dichos desplazamientos.

Por otro lado, podremos trabajar de una forma más independiente y tener mayor flexibilidad en nuestros horarios, lo cual nos permitirá combinarlo mejor con la vida acquainted, hobbies o el estudio de un curso entre muchas otras cosas.

A nivel profesional, al aumentar nuestra percepción de calidad de vida, nuestra productividad aumentará lo cual también será positivo para nuestra autoestima y la actividad de la empresa.

— Bertrand Regader to psicologiaymente.com