Entradas

,

La importancia de desconectar, ¡disfruta de unas merecidas vacaciones!

Estrenamos agosto y muchas personas se van de holganza. Si es tu caso y estás contando las horas para iniciar tu alucinación o, simplemente, tirar la toalla en la arena de la playa y olvidar que poco más existe, lee con atención. Queremos animarte a que prestes particular atención a tu alivio este tiempo, a la desconexión y a la calma. ¿Quieres asimilar poco? Descansar es necesario, fundamental para la buena lozanía y para que el organismo cumpla con sus funciones natural y correctamente. Así que quizá deberías abrir a digerir que tomarte un break, no es un capricho, sino una escazes básica. ¡Te hablamos sobre la importancia del desconectar!

Hay muchas personas que aun yéndose de holganza, presentan dificultades para desconectar y dejar la mochila de obligaciones en casa. Este hecho les impide disfrutar del momento presente ya que, no solo dan vueltas a las preocupaciones una y otra vez sino que, adicionalmente, saben que desde la playa o la piscina no pueden solucionarlas. Así, sin darse cuenta, sustituyen el tiempo de alivio y disfrute por, increíble pero cierto, tachar los días de holganza en el calendario hasta ponerse manos a la obra cuanto antaño. Si te sientes identificado/a, debes asimilar que el tiempo de alivio no es, ni mucho menos, un capricho o un riqueza que tal vez merezcas o tal vez no. La importancia de desconectar va mucho más allá y constituye una escazes fundamental para multitud de aspectos de nuestra lozanía física y mental.

Sabemos que en ocasiones no es obediente cambiar el chip. Y es que muchas personas llevan arraigada la idea de trabajar sin alivio para ganar el éxito. Es un hecho que la constancia, el esfuerzo y la disciplina son necesarias para ganar el “éxito”, en el más amplio significado de la palabra. Pero en este círculo de trabajo y responsabilidad incluso junto a el alivio. Entre los muchos beneficios de un correcto alivio, y la firme capacidad de desconexión, encontramos el aumento de la productividad, una decano capacidad de concentración, una mejoramiento importante del estado de talante… ¿No crees que desconectando de vez en cuando y aprendiendo a dedicarte tiempo a ti mismo/a, lograrás sentir tu mejor traducción? Pues, ¡a disfrutar de tus merecidas holganza sin excusas!

La importancia de desconectar, aspectos importantes

¿Qué deseas hacer?

Desconectar no significa lo mismo para todo el mundo. Mientras que algunas personas necesitan acaecer tiempo en la playa, observar un vademécum y flotar en el mar, otras desean hacer alguna actividad de aventura y soltar adrenalina. Hay quienes desean explotar sus holganza para irse con amigos a una casa rural sin cobertura y otros quieren explotar para tachar la directorio de cosas pendientes para las que nunca tienen tiempo. ¿Conclusión? Escúchate y decide qué te apetece y qué necesitas hacer. Cumple con aquello que quieres y necesitas hacer. No te juzgues si tu plan consumado no es hacer lo que todos hacen. Desconecta de verdad de lo contrario, finalizarás tus holganza necesitando un nuevo tiempo de alivio.

Un secreto….

¿Sabes qué? Por imprescindible que te sientas en cualquier ámbito de tu vida, el mundo seguirá girando aunque decidas tomarte unas holganza. Suelta esas responsabilidades que te impiden disfrutar. No se alcahuetería de que desaparezcas del carta, sino de que seas realista y entiendas que hay muchas otras personas válidas que pueden ocuparse de las tareas en tu marcha. Y no hablamos solo del trabajo, sino de cualquier obligación, de cualquier rutina. Es evidente que hay cosas que no pueden dejarse, pero seguro que eres capaz de adaptar cada circunstancia que te rodea y conseguir desconectar un tiempo. Volverás con más fuerza y, te aseguramos, habrá meritorio la pena.

¿Cómo desconectar?

  • Haz actividades con las que te diviertas de verdad. Que te hagan apreciar vivo/a y pleno/a sin escazes de forzar falta. La risa tiene enormes beneficios y resumir momentos divertidos actúa como una verdadera medicina.
  • Aléjate de tu rutina, cámbiala. No es necesario irte a ningún sitio si las diferentes circunstancias no te lo permiten. Simplemente cierra la memorándum, tutela todo el papeleo, delega responsabilidades y frótate las manos porque, ¡es tu momento!
  • Aprende que el trabajo y el tiempo vacío forman parte de una fórmula perfecta. El uno sin el otro, no tienen razón de ser.
  • Aprovecha para reencontrarte con personas de tu vida que te inspiren y despierten emociones positivas. Aunque este esté siendo un verano atípico, nuestra capacidad de aclimatación será nuestra mejor aparejo.
  • No dejes de banda la actividad física. Desconectar no es tirarse en el sofá todo el día. Esto puede ser un pertrechos de doble filo, ya que el gimnasia nos aporta bienestar, nos ayuda a descansar y nos hace apreciar proporcionadamente con nosotros mismos. Aunque te veas obligado/a a cambiar tu rutina, integra siempre actividad y movimiento.
  • No desconectes solo del trabajo, incluso de las redes sociales, de la información y de todos esos estímulos que pueden afectarte y saturarte. Ponte el cartel de “cerrado por holganza” en la frente y tómate tu meritorio alivio.
  • Aprovecha para hacer eso que tanta ilusión te hace. Aquello para lo que nunca tienes tiempo y sabes que te haría profundamente atinado. Y sea lo que sea, sobre todo, ¡disfrútalo!

— Vikika Team to www.vikika.es

,

en qué consiste, síntomas, causas y tratamiento

Muchos fármacos, sobre todo los que están en su fases tempranas de incremento, pueden provocar diversos pertenencias secundarios.

Uno de los más extraños en el síndrome del conejo. A continuación descubriremos en qué consiste este engendro, cuál es la sustancia que lo provoca y cuáles son las bases neurológicas para que suceda.

¿Qué es el síndrome del conejo?

El síndrome del conejo, conocido con el término médico de temblor periodal, consiste en una serie de movimientos involuntarios que son repetitivos, verticales y rápidos (se estima que su frecuencia es de 5 ciclos por segundo, o 5 Hz) en la zona de la boca, asemejando el movimiento característico que realizan los conejos, por lo que esta patología toma de esa bono su nombre.

Está causado como propósito secundario de algunos compuestos farmacológicos (más delante exploraremos en profundidad de cuáles se alcahuetería), y su aparición se suele dar tras mucho tiempo habiendo tomado el tratamiento, pudiendo ser tanto meses como primaveras el negociador temporal desencadenante de este trastorno.

El síndrome del conejo está interiormente de los llamados síntomas extrapiramidales, o adecuadamente pertenencias secundarios extrapiramidales (puesto que son generados como un propósito no deseado por el consumo de un compuesto farmacológico neuroléptico o antipsicótico), que son aquellos trastornos que afectan al movimiento de una parte del cuerpo, adecuadamente por acortar la capacidad de mover cierta parte de la musculatura, o adecuadamente porque se generan movimientos involuntarios, como es este caso.

Síntomas

Los movimientos provocados por el síndrome del conejo comprometen a toda la musculatura labial y del trasto masticatorio.

Sin bloqueo, no estarían afectando a los músculos de la unión, como sí hacen otros trastornos similares, como puede ser la disquinesia tardía, por lo que, en ese sentido, no supondría una traba para el sujeto que lo padece a la hora de tragar los alimentos, aunque sí para realizar otras acciones, como es el hecho de masticarlos.

Prevalencia

En cuanto a la prevalencia de este peculiar trastorno, sería de entre un 2,3% y un 4,4% de todos aquellos pacientes que han sido medicados con antipsicóticos, aunque existen algunos casos (muy pocos, eso sí), en los que los afectados por el síndrome del conejo no habían consumido neurolépticos anteriormente, por lo que serían otras las causas que estarían dando área a esta patología.

Causas

Al afectar a unas zonas musculares tan concretas (toda la que implica la bono mandibular y del movimiento de los labios, pero no de la unión, como ya hemos manido), los estudios indican que la disfunción de estos movimientos provendría del dominio cerebral de los ganglios basales, en concreto de la estructura que conforma la pars reticulata interiormente de la sustancia negra.

Toda esta parte de nuestro sistema nervioso es la responsable de conectar y mandar información desde los propios ganglios basales con destino a otra estructura convocatoria colículo superior (enemigo en los manuales igualmente como tectum o techo óptico), que estaría situada interiormente del mesencéfalo.

Las causas para la aparición del síndrome del conejo, como ya se ha mencionado, provienen del consumo de ciertos tipos de fármacos, que podemos dividir en dos grupos, en función de aquellos que tienen una incorporación probabilidad de desencadenar este propósito secundario y aquellos que igualmente pueden provocarlo pero en pequeño medida, por lo que es menos probable encontrarnos dicho huella.

El primer agrupación de fármacos son los llamados de incorporación potencia. En esta categoría podríamos destacar tres diferentes, que serían el haloperidol (conocido comercialmente como Haldol), la pimozida (que se vende como Orap) y la flufenazina (cuyo nombre en farmacias sería Prolixina). Todos ellos son diferentes tipos de neurolépticos o antipsicóticos, utilizados en patologías muy diversas que van desde la esquizofrenia hasta el trastorno bipolar o el síndrome de Tourette.

Los otros tipos de compuestos médicos que, en pequeño medida, igualmente podrían desencadenar el síndrome del conejo serían el aripiprazol, la olanzapina, la tioridazina y la clozapina. Igualmente, se alcahuetería de diversos tipos de fármacos antipsicóticos o neurolépticos, diseñados para trastornos como los vistos anteriormente (Tourette, esquizofrenia o trastorno bipolar), y igualmente otros, como el trastorno esquizoafectivo, la psicosis, algunos tipos de tics, autismo, trastorno depresivo maduro, etc.

Existiría una última categoría, donde entrarían los fármacos que pueden durar a provocar el síndrome del conejo como propósito secundario aún consumiendo pequeñas dosis de dicha tratamiento. Es el caso de la risperidona, otro antipsicótico más, en este caso orientado al tratamiento de patologías como el autismo, la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

Tratamiento con anticolinérgicos

Ya hemos manido cuáles son los complejos químicos que pueden causar el llamado síndrome de conejo, pero, ¿cuál sería la forma de revertir ese proceso para conquistar que el paciente deje de examinar esos molestos movimientos involuntarios de su boca? Para ello habría que acogerse a otro tipo de fármacos diferentes. Se alcahuetería de los anticolinérgicos.

Los anticolinérgicos se utilizan para impedir que se libere un tipo muy concreto de neurotransmisores: la acetilcolina, ya que son los responsables de comunicar, desde las neuronas a los músculos, que deben iniciar el movimiento. Al impedir su dispersión, se estaría evitando, en este caso, que se llevasen a agarradera movimientos involuntarios, como los implicados en el síndrome del conejo.

El problema es que los anticolinérgicos, a su vez, igualmente pueden desencadenar diferentes tipos de pertenencias secundarios, siendo el más frecuente el conocido como antisialogogo, que se refiere a que disminuye la segregación de saliva en el paciente, por lo que puede tener constantemente la sensación de tener la boca sequía. Igualmente, pueden tener un pequeño propósito de sedación, por lo que es una sustancia muy utilizada en operaciones, ya que uno y otro pertenencias son aperos en dichos procedimientos.

Pero no son los únicos pertenencias secundarios que pueden provocar los anticolinérgicos. Incluso pueden suscitar problemas de coordinación a nivel motor, aumentar la tasa cardíaca, agostar las mucosas de la ñatas, impedir la sudoración, suscitar algunos problemas de visión como problemas de enfoque o visión doble, dificultades para retener la orina al tumbarse, reducción del movimiento intestinal, y otros.

En cuanto a la afectación transitoria del sistema nervioso central, los anticolinérgicos pueden hacerse notar provocando un estado de desorientación y confusión, sentimientos de agitación, un vaivén entre la disforia y la entusiasmo, dificultades para concentrarse, alteraciones de la memoria o dificultad respiratoria, entre otros.

A pesar de esta larga letanía de posibles pertenencias adversos, los anticolinérgicos no solo se utilizan para tratar el síndrome del conejo y otros trastornos, sino que algunas personas utilizan esta sustancia como droga, y suscitar el llamado síndrome anticolinérgico agudo. Puede ocurrir voluntariamente, buscando una experimentación, o por error, al tomar una dosis maduro a la prescrita.

Separado de los pertenencias vistos ayer, se pueden sufrir alucinaciones, una agitación a nivel psicomotor de carácter formal e incluso en casos extremos, cuando la dosis ha sido muy elevada o el paciente tiene unas condiciones que lo predisponen a tal propósito, un coma. Es importante, por lo tanto, tener en cuenta que todas estas sustancias son muy peligrosas si no se toman bajo unos estrictos criterios médicos, por lo que no se debe en absoluto examinar por cuenta propia o tomar más cantidad de la prescrita por el profesional.

Disquinesia tardía

Aunque generalmente encontramos el temblor periodal o síndrome del conejo como un trastorno propio, algunos manuales prefieren incluirlo como un tipo concreto interiormente de la convocatoria disquinesia tardía. La disquinesia engloba todas aquellas patologías caracterizadas por el padecimiento de movimientos involuntarios.

La disquinesia, o discinesia, puede manifestarse de formas muy diversas. Por ejemplo, con temblores que pueden ir desde zonas muy concretas del cuerpo (a nivel labial y mandibular, como es el caso del síndrome del conejo) o adecuadamente de otras zonas, e incluso a nivel universal. Pero igualmente puede darse la corea, el movimiento descoordinado y constante de las extremidades, en lo que se conoce popularmente como el Bailable de San Vito.

Incluso pueden darse ciertos tipos de tics, más o menos severos, e igualmente pueden manifestarse en zonas diversas de la musculatura del sujeto. Igualmente, se incluyen en las disquinesias las contracciones involuntarias de diversos grupos musculares, como las distonías o las mioclonías.

Y, interiormente de las disquinesias, las de tipo tardía, que es la que nos ocupa, por incluir el síndrome del conejo, harían narración a aquellas causadas por el consumo de fármacos neurolépticos, es afirmar, de antipsicóticos, como hemos detalladamente ayer.

Referencias bibliográficas:

  • Rebello, P.; Rao, P.P.; Nayak, P.; Mascarenhas, J.J.; Mathai, P.J. (2018). Risperidone induced rabbit syndrome. Neurology India. Publication of the Neurological Society of India.
  • Schwartz, M.; Hocherman, S. (2004). Antipsychotic-induced rabbit syndrome. CNS drugs. Springer.
  • Villeneuve, A. (1972). The Rabbit Syndrome a Peculiar Extrapyramidal Reaction. Canadian Psychiatric Association Journal.
  • Yassa, R.; Lal, S. (1986). Prevalence of the rabbit syndrome. The American journal of psychiatry.

— Luis Martínez-Casasola Hernández to psicologiaymente.com

,

Entrenamiento con ejercicios para el equilibrio y la estabilidad

Mucha masa cuando empieza su camino en el mundo del fitness se obsesiona con las máquinas del campo y solo trabaja un familia muscular. Es una maña global y la verdad es que a veces creemos que esta es la única forma de entrenar. Pensamos que “tenemos que” ir al campo para ponernos en forma y entonces vemos todas esas máquinas y ahí vamos. Tiene sentido, ¿no? ¡Pues no! La saco de una buena rutina debería estar en los entrenamientos y ejercicios de estabilidad y inmovilidad para fortalecer el core y otros músculos estabilizadores, para mejorar la coordinación, disminuir el peligro de lesiones y trabajar para eliminar las compensaciones que se suelen hacer con el tiempo. Y hay montones de ejercicios con el propio peso que puedes hacer para conseguir esto y sin poner un pie en el campo. ¡Proporcionadamente por tu tiempo y tu fortuna!

¿Qué es el entrenamiento de estabilidad y inmovilidad?

El entrenamiento de estabilidad y inmovilidad es la realización de ejercicios que se ejecutan en un entorno rico en propiocepción, tal y como lo llamamos en la industria fitness. En otras palabras: en un entorno inestable. Puede ser el hacer un adiestramiento sobre solo una pierna, sobre una almohada, una pelota o incluso sobre tu colchoneta de yoga enrollada. Este tipo de entrenamientos requieren de una gran activación del core y de atención (difícil que lo hagas si estás con tu teléfono, ya te harás el selfie posteriormente). Si quieres hacerte una idea de cómo es este entrenamiento, ¡prueba a mantenerte sobre una pierna mientras te lavas los dientes!

Piensa con la mentalidad de un escuincle

Durante la infancia, la mayoría de nosotros nos pasábamos el tiempo corriendo, saltando, escalando, aterrizando sobre una pierna o columpiándonos de los sitios más impensables. ¿Entiendes por dónde vamos? Hemos estado haciendo ejercicios de estabilidad y jugando con el inmovilidad durante primaveras sin darnos cuenta. Cuando somos adultos ya no vamos trepando por ahí, ni haciendo equilibrios ni activando el core, tal y como deberíamos. Muchos tienen un core débil o molestias en la espalda y esto lleva a hacer movimientos de compensación (que favorecen a un banda mientras caminas, estás de pie o sentado, o asimismo entrenando). ¿Crees que has acogido uno de estos hábitos? ¿No lo tienes claro? No te preocupes, hay formas de solucionarlo.

¿Con cuánta frecuencia debería hacer este tipo de entrenamiento?

Intenta hacer una o dos sesiones de entrenamiento con ejercicios de estabilidad y inmovilidad a la semana. Tanto si eres principiante como si tienes un nivel más innovador. Mejorar la estabilidad asimismo es muy importante para atletas profesionales.

Los 5 mejores ejercicios de estabilidad y inmovilidad

1. Sentadillas con una sola pierna

https://www.youtube.com/embed/_wEI03xz3_w» alt=»»/>

2. Sentadillas con brinco con una sola pierna

https://www.youtube.com/embed/TsB6CtrNcRo» alt=»»/>

3. Patinador de velocidad

https://www.youtube.com/embed/cWvKpJHv6uQ» alt=»»/>

4. Estocada con patada al frente

https://www.youtube.com/embed/9p1xPdwnh8U» alt=»»/>

5. Alzamiento de una sola pierna

https://www.youtube.com/embed/flKQ2Wr8lT8» alt=»»/>

 

¿Has probado alguno de estos ejercicios de inmovilidad y estabilidad? Si es así, te habrás poliedro cuenta de que hay una parte de tu cuerpo que es mucho más musculoso y coordinada que la otra. Es lo frecuente y no pasa nadie. ¡Solo tienes que seguir practicando!

Todos estos ejercicios los puedes encontrar en la app adidas Training. ¡Descárgala ya y empieza a mejorar tu inmovilidad, tu estabilidad y el control del core!

***

//check Cookie Opt out and User consent
if(!getCookie(«tp-opt-out»)){
!function(f,b,e,v,n,t,s){if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};if(!f._fbq)f._fbq=n;
n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,
document,’script’,’https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘1594940627485550’); // Insert your pixel ID here.
fbq(‘track’, ‘PageView’);

}

— Lunden Souza to www.runtastic.com

,

La regla de los dos minutos para comenzar nuevos hábitos

En un cómic clásico de Mafalda, el indeciso Felipe pone un cartel en su habitación que reza “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy “ para inmediatamente decidir “¡Desde mañana mismo empiezo!”.

La crisis producida por la COVID-19 ha proporcionado a mucha gentío la oportunidad de pararse y pensar sobre su vida. Esto es poco que en existencia nos ocurre cada año cuando llegan las fiestas de Navidad, o posteriormente de las ocio, las fechas en las que se hacen los propósitos de Año Nuevo o del nuevo curso.

Si hacemos caso de las estadísticas, solo el 10 % de estos propósitos sobreviven posteriormente del primer mes. La mecánica es correctamente conocida por todos. Decidimos que vamos a ir al pabellón una hora, tres veces por semana. O todavía puede ser estudiar un obra a la semana

Más en tu mejor yo: La procrastinación, o cómo nos saboteamos a nosotros mismos

El primer día acometemos nuestra nueva tarea con entusiasmo, pero como estamos bajos de forma, esa hora se hace especialmente dura. Poco parecido ocurre con el obra. Nos ponemos a estudiar pero tenemos la sensación de que avanzamos muy lentamente como para terminarlo en una semana.

Esta es la esencia del problema. En nuestro cerebro se ha registrado este nuevo práctica como una experiencia desagradable, inconscientemente ofreceremos resistor a repetirla. En cuanto surge cualquier contratiempo, como obligaciones con el trabajo o la clan, encontramos la excusa perfecta para no hacerlo.

Pasan los días y no hemos vuelto al pabellón, y el obra tiene el marca páginas en el mismo sitio. Abandonamos. En uno y otro casos hemos puesto expectativas poco realistas con nuestra capacidad, condenándonos a sentirnos desanimados y culpables, y finalmente claudicar.

Aquí es donde entra la regla de los dos minutos. La técnica no es nueva, pero la explica el autor James Clear en su nuevo obra “Hábitos atómicos”. No importa de qué práctica estemos hablando, siempre podemos encontrar una interpretación limitada que nos llevará solo dos minutos.

Por ejemplo, estudiar todas las noches se convierte en estudiar una página. Eso es poco que cualquiera puede hacer, y representa una amenaza muy pequeña para nuestro cerebro, con lo que no genera inquina subconscientemente. Más aún, posteriormente de estudiar dos minutos nos sentiremos satisfechos, porque hemos completado con éxito la tarea, y es más probable que terminemos leyendo más de dos minutos.

Esto se puede aplicar a otras muchas tareas. Aniquilar el baño se convierte en duchar el lavatorio. Doblar la ropa se convierte en emparejar los calcetines. Ir una hora al pabellón o salir a valer se convierte en simplemente ponerse las zapatillas.

El guía de la productividad Tim Allen tiene desde hace mucho tiempo su propia interpretación de la regla de los dos minutos para no postergar tareas en el trabajo, que funciona basada en el mismo principio, pero desde otro punto de clarividencia, y dice “si la tarea necesita menos de dos minutos para hacerla, hazla ahora”.

Pescar un práctica, aunque sea solo uno de dos minutos, tiene mercancía positivos sobre la imagen que tenemos de nosotros mismos. Al contrario, la procrastinación nos hace advertir vergüenza y tener un bajo concepto de nosotros mismos, poco que puede dar área incluso a comportamientos antisociales, ya que terminamos creyendo que no somos capaces de cumplir con las reglas.

El no poder cumplir con los hábitos que nos hemos propuesto nos desconecta de nuestro yo futuro mejorado. Esto hace que sea más probable que tengamos comportamientos cortoplacistas, que nos proporcionen satisfacciones instantáneas, porque desaparece la visión positiva de nosotros mismos en el grande plazo. Un peligro que puede conjurarse en solo dos minutos.

¿En qué se zócalo todo esto?

Delaying Things and Feeling Bad About It? A Norm-Based Approach to Procrastination

¿Retrasar las cosas y sentirse mal por ello? Un enfoque basado en normas para la postergación

Como tal, el maniquí sugiere que la postergación puede dar área a la vergüenza, una emoción que indica que la persona es una “mala persona” en la que no se puede esperar para que le devuelva los favores, con un impacto agorero correctamente documentado en la vigor y el bienestar.

Procrastination, Emotion Regulation, and Well-Being

La postergación, la regulación de las emociones y el bienestar

Comenzamos explicando el vínculo entre la regulación de las emociones y el aplazamiento, basándonos en investigaciones más generales sobre la autorregulación que demuestran cómo la regulación de los estados de talante y de los sentimientos puede conducir a un fracaso del autodominio.

source https://www.eldiario.es/tumejoryo/estar_bien/regla-minutos-comenzar-nuevos-habitos_0_1039747061.html

— dariopes to www.operaciontransformer.com

,

Cómo identificar y gestionar el hambre emocional

Cómo identificar y dirigir el escasez emocional

¿Alguna vez ha habido momentos en los que has descubierto el refrigerador y has devorado (casi) todo lo que lo que había adentro? En este artículo te voy a proporcionar algunas estrategias a adoptar para evitar comportamiento que perjudiquen tu salubridad y te acaban haciendo advertir culpable.

¿Qué es el escasez emocional?

El hambre emocional, un concepto muy de moda en los últimos tiempos, se desencadena por un deseo o una exigencia de ingerir, que es difícil de controlar. Normalmente, aparece de repente. Se acompaña de la sensación de que debe conformarse inmediatamente y normalmente sólo se satisface comiendo alimentos calóricos, ricos en azúcar y/o gordura.

Encima, desencadena un comportamiento alimenticio que continúa incluso a posteriori de la sensación de estar realizado.

A su vez, el escasez fisiológica (no emocional) se produce de forma sucesivo, puede ser satisfecha por una amplia variedad de alimentos y desencadena un comportamiento nutritivo que cesa con la sensación de saciedad.

El escasez emocional puede desencadenarse, consciente o inconscientemente, como medio para evitar emociones dolorosas y/o obtener un refugio, un tranquilizante, un sedante, un consuelo y/o ser una forma de obtener calma. Igualmente permite descargar la tensión, la ira o la frustración. Dicho de otro modo, es una inadecuada regulación emocional.

Este trastorno conduce a un comportamiento nutritivo disfuncional que suele estar asociado a otros problemas psicológicos, como los trastornos alimentarios impulsivo-compulsivo, pero incluso a situaciones de depresión, trastornos de ansiedad, problemas de pérdida autoestima e insatisfacción corporal, entre otros.

Estrategias para combatir el escasez emocional

A continuación, te voy a describir una serie de pautas, consejos o medidas que puedes sobrellevar a parte para combatir el escasez emocional, aunque recuerda, estos nunca pueden ser sustitutos de la terapia brindada por un profesional.

– Intenta comprender qué es lo que desencadena tu escasez emocional (el estrés y la ansiedad, por ejemplo). Este es el primer paso para entender el problema y encontrar las formas más apropiadas para tratar las dificultades emocionales que están en su raíz

– Cuando anticipes o te enfrentes a la inminencia de un episodio de escasez emocional, intenta desviar tu mente de los pensamientos sobre la comida. Ocúpate en alguna tarea o actividad que te permita alejarte de la comida, como dar un paseo, gustar a un amigo, observar un obra… ¡Hay muchas ideas!

– Desarrollar una red social para tener a algún con quien musitar y/o desahogarte en los momentos críticos es poco cardinal para cualquier persona. Unirse a un club o montón de actividades puede ayudarte a hacer nuevos amigos y así, pensar en otras cosas que no sea el problema y la comida.

– Evita ir a la negocio cuando te sienta más irritado, estresado o deprimido, para evitar que estas emociones desencadenen la negocio de alimentos reconfortantes

– Evita hacer dietas restrictivas, ya que éstas conducen a déficits calóricos que a menudo desencadenan una maduro respuesta emocional y un maduro deseo de alimentos calóricos

Otras estrategias para implementar en su vida diaria:

– Intenta yacer y descansar lo suficiente, ya que el cansancio y la molestia pueden dificultar el control de las conductas alimenticias disfuncionales y hacer que coma más para obtener energía.

– Haz entrenamiento con regularidad y disfruta de sus beneficios físicos y psicológicos

– Practica ejercicios de laxitud. La meditación y el yoga pueden ayudarte a manejar mejor el estrés y las preocupaciones de la vida diaria

¿Cuándo inquirir la ayuda de un versado?

Si has hecho varios intentos para frenar el escasez emocional y no ha funcionado, y este problema está interfiriendo con tu funcionamiento y el desempeño en tu vida diaria, te recomiendo solicitar la ayuda de un profesional. Esto no es igual ni de cariño ni ausencia que se le parezca, al revés, es un intento por solucionar las cosas y mejorar.

Encima, es fundamental coger este tipo de problemas “a tiempo”, ya que cuando más tiempo pasa y el problema empeora, a posteriori, más complicado es hacer la cadejo.

Post invitado de Alejandro Vera

Un abrazote

May

__

PD.1. Si te estás planteando un cambio de hábitos de verdad, para entablar un estilo de vida saludable, sin momento de fin y me dejas acompañarte en tu alucinación de transformación personal, hablemos. Soy una «copiloto» experimentada en este tipo de viajes de transformación. No es una dieta, es un software de coaching nutriemocional. Primero tu mente y luego tu cuerpo.

Te invito a un café posible, dónde veremos qué necesitas y si yo soy esa persona que puede ayudarte.

Sí May, estoy interesada y quiero hacer que las cosas sucedan>>

PD.2. Y incluso puedes hacerte con mi obra: ¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? Que podrás obtener aquí:

La entrada Cómo identificar y gestionar el hambre emocional se publicó primero en May Moron.

— May Moron to maymoron.com

,

Los beneficios del mango deshidratado para la salud

mango-deshidratado

Ingerir fruta deshidratada es una costumbre antigua que hoy en día está más de moda que nunca, ya que se proxenetismo de un snack más saludable que otras alternativas como unas patatas fritas o las chocolatinas. Pero, ¿qué es verdaderamente la fruta deshidratada? ¿Qué propiedades y beneficios podemos obtener de su consumo? ¿Cómo podemos deshidratar nosotros mismos la fruta? A continuación vamos a contestar a todas estas dudas, poniendo como principal ejemplo al mango.

¿Qué propiedades beneficiosas tiene el mango deshidratado?

El mango seco o mango deshidratado es un snack saludable que podemos consumir a diario en sustitución de todos aquellos alimentos industriales de picoteo que no aportan nadie bueno a nuestro cuerpo. Éstas son algunas de las  propiedades y los beneficios que podremos obtener si lo convertimos en nuestro alimento entre comidas:

  • Multitud de vitaminas y minerales: al contrario de lo que pueda pensar mucha gentío, la fruta deshidratada no pierde todas las propiedades o es menos sana que la fruta natural. En concreto, el mango, concentra en su interior fósforo, potasio, magnesio y calcio, párrafo de vitaminas A y B, tan importantes para nuestra sanidad.
  • Antioxidantes: los antioxidantes eliminan los radicales libres, que son unas sustancias químicas que liberan oxígeno en el interior de nuestras células, provocando la oxidación de las mismas. Por ello, consumiendo mango seco, podremos contribuir al retraso del envejecimiento del cuerpo a través de estos diferentes antioxidantes, como pueden ser la quercetina, la fisetina, la astragalina, la isoquercitrina, el galato de metilo y gálico. Por otra parte de prolongar la buena sanidad de nuestro cuerpo, ayudará a advertir enfermedades como el cáncer de pecho y el de próstata.
  • Las enzimas digestivas: el mango seco es una fruta en gran medida digestiva que ayuda para que los demás alimentos que hayamos consumido aumenten la celeridad de su digestión, con lo que asimismo se reduce la descortesía o el ardor.

Beneficios

  • Un corazón más sano: consumir mango seco ayuda a dominar la presión arterial gracias a su stop contenido en magnesio y potasio. Regula los niveles de colesterol del consumidor mediante la fibra y la vitamina C, con lo que se potencia y facilita poder tener una mejor sanidad cardíaca en el futuro.
  • Ingerir puede malgastar calorías: si por un banda existen alimentos que queman más calorías en el propio proceso de digestión que los que tienen en sí mismos, existen asimismo otros, como el mango seco, que contribuyen a malgastar calorías rápida y eficientemente. Como todo, claro está, este consumo debe ir acompañado de cierta actividad física.
  • Huesos más sanos y fuertes: la vitamina K es que la que se encarga de con éxito, de defender una correcta impregnación de calcio para nuestro cuerpo. El mango deshidratado contiene una gran cantidad de esta vitamina, un aspecto secreto asimismo para advertir y protegernos de enfermedades como la osteoporosis.

¿Cómo se deshidrata el mango y la fruta en genérico?

Una vez conocidos los beneficios y sus propiedades más comunes, vamos a proceder a explicar cuál es el proceso de deshidratación del mango, para poder hacerlo nosotros mismos en nuestra casa y así no tener que gastarnos un monises de más en comprarlo. Para ello, necesitaremos los típicos utensilios que puede activo en cualquier cocina y disponer de un horno. 

Éstos son los 7 pasos que tendremos que seguir:

  1. Votación: parte en la que a veces no prestamos demasiada atención, pero que es secreto para el sabor final. Debemos nominar unos mangos que estén en el punto exacto de virilidad para engullir. Para detectarlo, la carne debe estar un poco más blanda. Necesitaremos solamente tres mangos.
  2. Cortar: corta primero el mango y luego retira la cáscara de los pedazos que hayas rebanado.
  3. Colocar: pon un papel de cocina en la bandeja del horno y coloca los trozos de mango
  4. Precalienta un poco: deja que precaliente el horno un poco antaño de introducir los mangos con la bandeja en una temperatura desprecio. Poco que oscile entre los 50 y los 60 grados.
  5. El momento de la paciencia: introduce el mango y caliéntalo a esa temperatura, en un periodo más o menos de entre 9 y 13 horas, hasta que tengan la consistencia con la que lo quieras consumir.
  6. Retira y deja entibiar: sácalos de la bandeja y deja que se enfríen de forma natural, no los introduzcas en la frigorífico.
  7. Un buen recipiente hermético: colócalo en un recipiente que puedas dejar en un punto que se mantenga seco, frío y que no reciba mucha luz. Si puede ser un recipiente de vidrio hermético mucho mejor.

— Psicocode to psicocode.com

,

▷ ¡PULSÓMETROS de DEPORTE! Ventajas y los 12 Mejores 🥇

Una cuadrilla de frecuencia cardíaca permite la medición de la frecuencia cardíaca en tiempo auténtico, este es un tipo de pulsómetro que se cimiento en una larga cuadrilla que se coloca a nivel del pecho principalmente a la cúspide esternal para tomar la frecuencia cardíaca. Existen muchos modelos de bandas de frecuencia cardíaca en el mercado, los más conocidos son los de la marca Garmin y la marca Polar. Las bandas de frecuencia cardíaca son utilizadas principalmente por deportistas de detención impacto, los cuales se colocan la cuadrilla de frecuencia cardíaca a nivel del esternón cerca de la chale costilla para tomar mejor la frecuencia del corazón. Una vez allí se enciende el dispositivo y este empieza a tomar la frecuencia cardíaca.

Estos dispositivos permiten a los deportistas memorizar cuándo ocurre alguna variación en la frecuencia cardíaca. Los nuevos modelos de cuadrilla de frecuencia cardíaca tienen sistemas ópticos para permitir a los usuarios de las bandas de frecuencia cardíaca conocer su frecuencia cardíaca a través de una pantalla LCD. Así de esta forma se sustituye las antiguas bandas de frecuencia cardíaca que tenían sistemas para escribir las frecuencias cardíacas. Principalmente la diferencia entre un pulsómetro de pulsera y los pulsómetros de tipo de cuadrilla de frecuencia cardíaca es que las de cuadrilla toman la frecuencia cardíaca a nivel del esternón y del botellín curvatura intercostal.

De la misma forma se debe resaltar que las bandas de frecuencia cardíaca tienen muchas ventajas con respecto otros pulsómetros, como es que este tipo de pulsómetro en forma de cuadrilla de frecuencia cardíaca tiene una maduro precisión y son más universales ya que eran los primeros pulsómetros que salieron al mercado eran los pulsómetros de cuadrilla de frecuencia cardíaca. Asimismo estos pulsómetros son usados por los deportistas que practican zambullida, ya que los pulsómetros de cuadrilla de frecuencia cardíaca pueden tomar la frecuencia cardíaca en actividades de zambullida sobre todo las marcas mencionadas anteriormente ya que son resistentes al agua.

— Esther Álvaro to time2feat.com

,

Test Online de Alcoholismo ¿Y si soy alcohólico?

El vino es una de las sustancias adictivas más populares y socializadas. Algunas personas pueden controlar cuánto beben, pero otras tienen factores de aventura que les impiden pimplar de un modo responsable. Cuando estas personas se vuelven adictas al vino (alcohol etílico), a menudo se les conoce como alcohólicos.

Algunos alcohólicos, pese a su yuxtaposición, pueden permanecer una calidad de vida regular y ocuparse de sus responsabilidades diarias. Sin retención, la mayoría de los alcohólicos experimentan consecuencias negativas (físicas, psíquicas y sociales) adecuado al consumo de vino.

La importancia que para la prevención y para un posible tratamiento tiene el conocimiento, lo más preciso posible, del nivel de consumo de vino de la persona afectada, llevó a la Organización Mundial de la Salud a desarrollar el Test AUDIT (Cuestionario de Identificación de los Trastornos debidos al Consumo de Trinque)

Se prostitución de un método simple de screening, cuyo objetivo es la identificación de patrones de consumo de vino perjudicial o de aventura como apoyo a una necesaria evaluación breve en atención primaria.

De guisa firme todavía proporciona un entorno de trabajo estable en la intervención para ayudar a quiénes muestran un consumo perjudicial o de aventura a estrechar o cesar ese consumo de vino, y con ello ayudarles a evitar las consecuencias perjudiciales de su conducta.

En este post hablamos de:

Test de Dipsomanía (AUDIT)


Hazlo a pantalla completa desde aquí.

Instala este test en tu web: Si tienes tu propia web ahora puedes usar este expediente de forma manejable y gratuita. Más información aquí.


Causas de la yuxtaposición al vino

La mayoría de las sustancias adictivas, entre ellas el vino, afectan al centro de placer y recompensa del cerebro. El vino manipula este sistema y nos predispone a repetir comportamientos que nos procuran placer. En las personas adictas, sus cerebros se vuelven a cablear químicamente para desear el vino.

Se considera que aproximadamente del 50% del aventura de padecer dipsomanía es hereditario, y por lo tanto puede explorarse a través de la historia natural.

Existen por otra parte causas biológicas que se relacionan con la historia de consumo del propio individuo. Sabemos que un consumo prolongado o cliché de vino puede cambiar la química del cerebro y predisponer de este modo a la yuxtaposición al vino.

Por extremo, hay variables de tipo social que todavía pueden considerarse precursoras del dipsomanía. Básicamente porque como decíamos al principio, la ingesta de vino es una conducta social proporcionadamente tolerada, e incluso alentada en determinadas culturas.

Los jóvenes observan que los adultos beben alcohol socialmente , y muchos interiorizan que es una conducta segura porque sus padres lo hacen.

Tratamiento del dipsomanía

Las personas con problemas leves con el vino pueden dejar de pimplar solas o con la ayuda de grupos de apoyo. Sin retención, las personas que son adictas al vino requieren un tratamiento multidisciplinar, con apoyo médico, psicológico y social.

Desde el punto de traza psicológico se consideran abordajes terapéuticos adecuados la Terapia cognitivo-conductual, la terapia natural y la entrevista motivacional.

De un modo simultáneo, los grupos de apoyo terapéutico y comunitario se han evidenciado como especialmente eficaces en el tratamiento de la yuxtaposición al vino. Un ejemplo proporcionadamente conocido de este tipo de programas son los puestos en marcha por Alcohólicos Anónimos en todo el mundo.

— Jose Manuel Lozano to psicopedia.org

,

Las mejores zapatillas para correr en verano | Blog de Running, Fitness, Sneakers y Estilo de Vida

El verano es una época que se caracteriza por temperaturas altas, donde el calor y humedad representan un problema por las incidencias que tiene el número climático en el desempeño de las actividades cotidianas.

Por su parte, para los atletas, el verano se traduce en cambios específicos en su rutina. La exigencia e intensidad cambian porque la pérdida de líquidos es superior, haciendo que el cuerpo necesite mantenerse más hidratado y con un detención consumo de electrolitos.

Al mismo tiempo, la dieta igualmente tiene variaciones. El requerimiento calórico puede aumentar en esta época del año, por otra parte, el consumo de alimentos debe orientarse a la hidratación del organismo.

No solo eso, se buscan evitar sopas y demás alimentos muy calientes, sustituyéndolos por ensaladas y otros platos fríos que ayuden a la regulación de la temperatura corporal.

Entonces, los cambios no se limitan al entrenamiento y la dieta. Asimismo, los atletas hacen cambios en su indumentaria habitual, usando ropa que se ajuste a las exigencias de las altas temperaturas. Así, buscan que los tejidos tengan buena transpirabilidad y flexibilidad, con un buen sistema de flujo de brisa y comodidad.

Ahora aceptablemente, en el caso particular de los corredores, estos hacen cambios en su entrenamiento, nivel de hidratación, indumentaria y sobre todo, en las zapatillas. En tal sentido, adentro del catálogo de las marcas deportivas, existen zapatillas para verano, con prestaciones reservadas para que los corredores tengan plena comodidad en las condiciones climáticas más adversas.

— Luis to blog.runnics.com

,

Inseguridad – Cámbiate

La vida es efectivamente sencilla, pero insistimos en hacerla difícil.

Confucio.

La inseguridad es un sentimiento que nos puede resultar sabido a muchos de nosotros. De vez en cuando aparece y, en algunos momentos, es muy difícil de debatir con él. Puede aparecer a formar parte de nuestra vida, de una forma que sea asaz difícil de evitar.

Sin importar lo que consigamos, el éxito que tengamos en la vida, lo que nos quieran o lo correctamente que estemos, algunas veces no podemos evitar hacernos daño con una autocrítica feroz y una duda permanente sobre nosotros mismos. 

Aunque producirse por episodios o épocas de inseguridad es poco común, cuando se convierte en nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos, es el momento de tomar medias para cambiarlo. 

Lo que antaño eran momentos pueden determinar la forma en que nos vemos, afectando de forma rotunda nuestra autoestima, si dejamos que nos supere. 

¿De dónde vienen estos sentimientos?¿Qué origen pueden tener? Aunque la inseguridad es un sentimiento muy característico e individual, hoy vamos a comentar algunas de las razones que pueden hacernos más vulnerables a padecerlo.

  1. Infancia negativa

Las experiencias negativas de la infancia distorsionan nuestro autoconcepto y autoestima. Es trabajo de nuestros padres y madres cultivar nuestra autoimagen desde una perduración temprana, elogiándonos, alentando nuestros esfuerzos, permitiéndonos hacer cosas por nuestra cuenta y mostrándonos acto sexual y afecto. De lo contrario, crecemos sin autoconfianza, avergonzados de nuestros defectos e incapaces de pasar nuestros fracasos.

Las experiencias infantiles adversas pueden ser extremadamente perjudiciales y dejarnos con muchas cicatrices psicológicas duraderas, especialmente si las internalizamos. Esos sentimientos de inutilidad y dudas se quedan con nosotros en los abriles venideros y a menudo tienen un impacto placa en cómo nos percibimos a nosotros mismos.

2. Comparaciones

Compararnos continuamente con otras personas, tratando de estar a su (supuesta) prestigio, solo consigue infelicidad. Todos lo hacemos, continuamente. Y es poco enormemente perjudicial para nuestra sanidad mental y estabilidad emocional.

Las redes sociales hacen que sea más claro que nunca caer en la trampa de la comparación social constante. Poco de lo que podíamos aislarnos, con esfuerzo, hace unos abriles, se ha convertido en una empresa prácticamente impracticable en la hogaño. 

En cierta forma, actúan como un amplificador de un sistema de comparaciones que nos hace averiguar en el sentimiento de que no somos suficientes. Que no valemos la pena. Que nuestra vida es decepcionante. 

La influencia que pueden practicar estas aplicaciones en nuestra vida puede ser tan perjudicial que nos puede sufrir a trastornos de dependencia, ansiedad o depresión. La inseguridad permanente y la búsqueda externa de energía son el primer paso cerca de ello. 

Ser conscientes de que en estas redes solo vemos lo que otras personas quieren que veamos, casi como si fuese un paso intermedio entre la ficción y la efectividad, se convierte en un importante objetivo para conseguir aislarnos, en la medida de lo posible, de su influencia.

3. Perfeccionismo

Hemos docto y oreja que no hay mínimo malo en querer ser el mejor en poco o darlo todo en una determinada situación o combate. Siempre que esto no sea el centro de nuestra vida, claro. Morar siempre pensando en la perfección, en un sistema de todo o mínimo en el que nuestro valía depende de lo que consigamos, no de lo que somos, es el camino valentísimo para el fracaso personal, alimentado por la inseguridad o la muerto autoestima. Nuestra vida pasa a estar controlada por la vergüenza, la desliz o la frustración.

Muchas veces, pelear por la perfección solo nos hace percatar inadecuados e inseguros sobre nosotros mismos. Nos marcamos expectativas irreales e imposibles, cayendo en una autocrítica fácilmente destructiva. Poco que incluso puede disparar trastornos como los que señalamos anteriormente.

4. Rechazo

Nuestras experiencias pasadas tienen una influencia significativa en nuestra autoconfianza. Si experimentamos fracasos de forma habitual, es común que nuestra inseguridad aumente. Nuestra confianza se tambaleará y, comprensiblemente nos sentiremos mal por no poder alcanzar nuestras metas u obtener lo que queremos. Y cuanto más lo intentemos, más dudaremos de nosotros mismos.

Hostilizar con el rechazo puede ser igual de difícil, especialmente si la persona que nos rechaza es alguno que nos importa. Cualquiera que sea la situación, el rechazo duele. Mucho. Y puede hacernos percatar inseguros sobre nosotros mismos y nuestra autoestima. Sacude nuestra confianza y puede fomentar una insuficiente imagen de nosotros mismos, llegando a determinar nuestra relación con nosotros mismos de forma permanente.

Ambas experiencias -el rechazo o los fracasos-, provienen de un insuficiente conocimiento y aprobación incondicional propia. Nos sumimos en un equipo de expectativas, búsqueda de aprobación, objetivos poco realistas y dependencia emocional, que pueden condicionarnos si no le ponemos remedio.

— Leocadio Martín to leocadiomartin.com