,

Test de Pfeiffer para evaluar el deterioro cognitivo

Test de Pfeiffer

El Test de Pfeiffer además conocido como cuestionario de Pfeiffer es una prueba con la que te podrás encontrar en cualquier momento de la vida y forma parte de los denominados cuestionarios de valoración cognitiva.

Los objetivos de este test son concretos  y su aplicación resulta muy sencilla, aunque es preciso aclarar que lo ideal es que sea realizado por un médico o psicólogo que pueda ocasionar la valoración desde una óptica profesional.

Con el fin de que conozcas qué es y cuáles son las particularidades del Test de Pfeiffer, aquí te contaremos todo lo que necesitas retener sobre este cuestionario.

¿Qué es el Test de Pfeiffer?

El Test de Pfeiffer es un cuestionario diseñado para evaluar el destrucción cognitivo con el fin de evidenciar las demencias.

Este tipo de test hace forma de las pruebas de valoración cognitiva, oportuno a su naturaleza es una prueba rápida y usada como primer acercamiento o prueba de cribado, con el fin de ocasionar un primer diagnosis en cuanto al destrucción cognitivo del paciente.

El Test de Pfeiffer es usado generalmente en personas de la tercera momento, teniendo en cuenta que oportuno a sus características particulares, son quienes más peligro tienen de padecer algún tipo de demencia.

Cuestionario de Pfeiffer

A continuación te mostraremos las preguntas con las que se construye el Test de Pfeiffer, como verás son preguntas sencillas. Su interpretación se da de acuerdo a las respuestas que dé la persona en contraste con su nivel educativo o cultural.

Instrucciones para aplicar el test

El profesional que realicé el test debe nominar un ocasión tranquilo para que la persona evaluada se sienta cómoda. La idea es que principio con una frase como “Hoy vamos a evaluar qué tal está su memoria”

Es de optimista importancia no expresar juicios de valía sobre el test que puedan poner nerviosa a la persona, cosas como “Es un test muy sencillo”. Todavía es optimista no corregir a la persona con el fin de que se sienta cómoda y llegue a finalizar la prueba.

Adicionalmente de todo lo precedente es importante no tener a la aspecto medios como periódicos, televisores o calendarios que puedan contener las respuestas a las preguntas que se realizarán en el cuestionario.

Posteriormente de esto, lo ulterior es proceder a realizar las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es la época de hoy?

(Se considera correcta solo si el día, el mes y el año son correctos)

2. ¿Qué día de la semana es hoy? 

(Debe coincidir con el día presente)

3. ¿En qué ocasión estamos?

(Se considera que es correcta solo si la descripción coincide con el ocasión en el que se encuentran)

4. ¿Cuál es su número de teléfono?

(Esta pregunta se considera correcta si se puede comprobar el número o si al preguntárselo luego coincide)

5. ¿Cuántos abriles tiene?

Se considera correcta si la momento coincide.

6. ¿Cuál es su época de principio?

Se considera correcta si coincide en día, mes y año.

7. ¿Cuál es el nombre del presidente?

Se considera correcto si coincide en nombre o patronímico o en el nombre con el que se conoce asiduamente al presidente internamente del país.

8. ¿Cuál es el nombre del presidente precedente?

Se considera correcto si acierta en el nombre, patronímico o nombre habitual con el que se conocía al presidente precedente.

9. ¿Cuál es el nombre de soltera de su hermana?

Se considera correcto si el nombre coincide.

10. Reste de 3 en 3 desde 29

Se considera correcto si la persona realiza la operación adecuadamente.

Valoración del test de Pfeiffer

A continuación te contaremos cuáles son los puntos de valoración:

  • De 0 a 2 fallos: Se considera que el paciente no tiene destrucción cognitivo.
  • De 3 a 4 fallos: Se considera que el paciente tiene destrucción cognitivo leve.
  • De 5 a 7 fallos: Se considera que el paciente tiene destrucción cognitivo moderado.
  • De 8 a 10 fallos: Se considera que el paciente tiene destrucción cognitivo dificultoso.

Es preciso resaltar que aunque esta es la estadística genérico, las respuestas deben interpretarse teniendo en cuenta el nivel de escolaridad de la persona y los conocimientos culturales que tiene. Es opinar, que si la persona no tiene estudios entraría en el orden 1 y si tiene estudios superiores estaría en el orden 2. Desde esta bisectriz de sentido, la valoración del test se haría de la ulterior guisa:

Sin Estudios:

  • De 0 a 3 fallos: Se considera que el paciente no tiene destrucción cognitivo.
  • De 4 a 5 fallos: Se considera que el paciente tiene un destrucción cognitivo leve.
  • De 6 a 8 fallos: Se considera que el paciente tiene un destrucción cognitivo moderado.
  • De 9 a 10 fallos: Se considera que el paciente tiene un destrucción cognitivo dificultoso.

Con Estudios Superiores:

  • De 0 a 1 fallos: Se considera que el paciente no tiene destrucción cognitivo.
  • De 2 a 3 fallos: Se considera que el paciente tiene un destrucción cognitivo leve.
  • De 4 a 6 fallos: Se considera que el paciente tiene un destrucción cognitivo moderado.
  • De 7 a 10 fallos: Se considera que el paciente tiene un destrucción cognitivo dificultoso.

Para realizar este test hay dos opciones, hacerlo por medio de un software que al ingresar los datos arrojará los resultados y la valoración unificado. Todavía se puede realizar de forma manual por medio de un formulario, la valoración será realizada por el profesional que aplique el test.

Este test es considerado una prueba parcial que permite determinar el destrucción cognitivo, no obstante, al ser un test tan simple, en el entorno de una valoración cognitiva más profunda, se recomienda realizar este test diagnosis inicialmente, y luego complementar la información con otras pruebas de longevo sensibilidad como el MEC de Lobo, o contrastar con otros test diagnósticos similares orientados al cribado de la demencia como el test de evocación de Isaac o el autocumplimentado test del informador (TIN).

Esto es a grandes rasgos todo lo que tienes que retener sobre el Test de Pfeiffer y su aplicación.

Como ves es una prueba diagnóstica muy sencilla que puede realizar cualquier persona, no obstante aunque lo uses de forma empírico, para sacar diagnósticos certeros, la recomendación será que el paciente siempre sea trillado por un profesional que pueda no solo valorar la condición de demencia, sino proyectar los posibles tratamientos.

— Karla Arango to psicocode.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *